21 junio 2007

PASTA AL PURÉ DI FAVE E MASCARPONE


PASTA AL PURÉ DE HABAS Y MASCARPONE

Los italianos somo muy muy supersticiosos.
Jamás dejo el bolso en el suelo (¡se esfuma el dinero!), ni el sombrero encima de la cama (trae luto); procuro no derramar la sal (trae mala suerte en el trabajo) y nunca paso debajo de andamios ni de escaleras (trae enfermedad). No me gustan los gatos en general, pero negros mucho menos.
Las habas sin embargo traen buena suerte, así que cada vez que están en temporada me hincho a comerlas, nunca se sabe. Y por si acaso, mejor tener siempre a mano en la cocina unas guindillas, que protegen contra el mal fario.

Para 2 personas

200 gr de habas peladas
3 cucharadas de queso mascarpone
aceite de oliva virgen extra
50 gr de parmesano rallado
ajo picado
sal
100 gr de bacon en trocitos

Hervir las habas 10 minutos. Reservar la mitad de ellas y poner la otra mitad en el robot de cocina con el mascarpone, un poco de ajo picado, un buen chorro de aceite y el parmesano. Triturar hasta obtener una crema. Poner la crema en una sartén y añadir las habas enteras. Calentar a fuego suave. Minetras, tostar en otra sartén e fuego lento el bacon hasta que esté crujiente. Cocer la pasta, saltearla en la crema de habas y, al servirla, añadir el bacon tostado caliente.

10 comentarios:

lizzy dijo...

Sono passata per un salutino, ciaoo

Sylvia dijo...

Me encantan la habas y me encanto la receta

Boston1955 dijo...

Holaaaaaaaaa. Veo que tu tambien tienes tus supersticiones. Te añado otra si tienes alguna planta denominada Hortensi, cuando se muere al cabo del tiempo fallece alguien en la familia mi abuela siempre me lo contaba.
El plato tiene que estar ríquisimo. A mi me encantan las habas.
Un saludo en la distancia.

Margarida dijo...

Algo tan sencillo que apetitoso resulta.

Roberto dijo...

Mira Canne que te he estado leyendo en tus últimos posts y me rió mucho con tus anécdotas y tus ocurrencias. Se esfuma el dinero hehe, guindillas hehehehe, hay mujer, otro poco mas y me sales santera de vudu!

He visto que hasta el buttermilk haz sabido preparar, eres toda una científica culinaria, la venia de Da Vinci ha reencarnado en ti!.

P.D. El cargamento de ajos ya va en camino a tu casa :D. Aqui se te quiere. Besos.

liuia drusilla dijo...

Madre mía, qué complicación: ya no puedo ni tener bolso, ni sombrero, ni escaleras, ni gatos, ni hortensias...
Menos mal que todavía me puedo consolar con las ristras de ajos y las guindillas. Las habas... Bueno, al consorte le gustan más que a mí ^^U.

anna dijo...

Mi piace questa ricetta, mi piacciono le fave e il mascarpone...rubata canny, bacioni! :D

Qalamana dijo...

¡Me encantan las habas! No sabía que traen buena fortuna, mira tú que bien :)

Marona dijo...

Pues yo no soy supersticiosa, que trae mala suerte ;-)
Y las habas, aquí es prácticamente imposible encontrarlas. ¡Voy a ver si hoy hay alguna por ahí despistada y la cazo para mi cazuela!
Besos.

cannella dijo...

Lizzy,
ciao!

Sylvia,
un beso desde la meseta, gracias!

Boston,
llevo media hora agarrada al bote de las guindillas desde que he leído esto de las hortensias...

Margarida,
sí, parece mentira!

Roberto,
el cartero ya tiene instrucciones de devolver el cargamento ajoso al remite. Y mira que te arriesga a que te haga algún sortilegio o vudú...aquí también se te quiere, a pesar de todo!

Livia,
sí, al menos de los vampiros estás protegida, ja jaja

Anna,
baci!

Qalama,
eso dicen, y yo me lo creo. Besos

Marona,
si las encuentras te traen el doble de suerte!