03 noviembre 2008

KRAPFEN AL FORNO (con marmellata al geranio)

(La traduzione in italiano della ricetta è disponibile cliccando qui)

KRAPFEN AL HORNO, RELLENOS DE MERMELADA DE GERANIOS

Desde hace años mantengo una disputa con mi suegra sobre de la costumbre tan española de "ofrecer la casa". Cada vez que recibo una visita, aunque sea alguien de paso, ella me pregunta: "¿Le has ofrecido la casa?". Yo yo: "No, le he ofrecido krapfen de geranio", y enseguida noto, incluso a través del teléfono, su mirada de profunda desaprobación y sé que está pensando intensamente "Es italiana, qué le vamos a hacer, no entiende".

Digo yo que por qué alguien que es recibido con krapfen de geranio y cappuccino no se conforma y pretende saber dónde está la cesta de la ropa sucia en esta casa o si tengo colcha o edredón en la cama.

Cuando nos mudamos a la Armuña tuve que ofrecerle por contrato la casa al equipo de la BBC al completo (osssea, a todos esos parientes a los que sólo ves en bodas, bautizos y comuniones-y algún que otro entierro- y de los que no te acuerdas ni del nombre). Durante meses tuve más overbooking que la cola del mostrador del pescado en el Carrefour y tuve que poner un aparatito en el jardín para que la gente cogiera turno. Se fletaban autobuses tres veces al día desde Salamanca capital y mi suegra oficiaba de facundo cicerone ("aquí las habitaciones, que las pintaron de verde porque mi nuera, que es italiana, dice que es relajante; aquí las cortinas, que las hice yo y les tuve que añadir un jaretón porque mi hijo, que es de letras, tomó mal las medidas; aquí las sillas de la cocina, dos blancas y dos azules porque hacen juego con los muebles, que son de estos colores...").

Para que luego digan que los italianos y los españoles somos tan parecidos...

Feliz comienzo de semana.
Natalia, como te chives de esto a la yaya, nunca jamás vendrás a merendar krafpen de geranio.

***********
INFORMACIONES VARIAS:


Ayer salió la newsletter de noviembre, con un regalito exclusivo y recetas y fotos inéditas; a la hora de enviarla había unas 10 personas que todavía no habían confirmado la suscripción, así que esas personas no la han recibido. Os recuerdo que para confirmar la suscripción hay que pinchar en el primer enlace que os llega por correo elctrónico después de haber rellenado el formulario.

Cada día añado la traducción de una nueva receta del recetario italiano del horno G3 Ferrari; todas las recetas pinchando aquí.

El enlace del día:
El increíble surtido de harinas y cereales de Tibiona

L'Italia nel cuore:
La cascata delle Marmore a Terni.

***********
Los krapfen son bollos esponjosos rellenos de mermelada de albaricoque y fritos, típicos de la época de carnaval de la ciudad austriaca de Graz. Muy difundidos en toda la antigua zona del Lombardo-Véneto, se encuentran hoy en todas las panaderías del Véneto. Especialmente famosos son los que se venden en el Trentino, incluso en su variante con relleno de crema.
Como no soy amiga de los fritos, esta es la versión al horno, con un truco que los hará parecer fritos sin serlo. Para la mermelada de geranio, visitad Fortnum&Mason.

Para unos 18 krapfen
Dosis en cups americanas

4 tazas de harina
2 y 3/4 cucharaditas de levadura seca de panadería, tipo Maizena
3 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de sal
1 taza de leche templada
3 cucharadas de mantequilla fundida o de aceite de girasol (aconsejo el segundo, ya que la masa se queda más esponjosa)
2 huevos

Para el relleno:
mermelada de albaricoque

Para decorar:
50 gr de mantequilla fundida, caliente
azúcar glass

Mezclar la harina con la sal, el azúcar y la levadura.
Añadir los ingredientes líquidos y amasar bien, hasta obtener una masa esponjosa y algo pegajosa. Guardarla en un tupper de plástico, herméticamente cerrado y untado ligeramente de aceite. Colocar el tupper en el horno precalentado a 50º y luego apagado y esperar a que la masa doble de volumen.

Volcar la masa en una superficie enharinada y con un matasuegras (o rodillo, no se vaya a interpretar mal) estirarla sin manipularla mucho, hasta un grosor de 1/2 cm. Cortar unos círculos de 8 cm de diámetro con un corta-galletas redondo. Cada pareja de círculos de masa formará un krapfen, ya que en el centro de un círculo se colocará una cucharadita de mermelada y luego se sellará bien con otro círculo de masa. Con un corta-galletas de unos 7 cm de diámetro, recortar con decisión los bordes de cada krapfen que ya hayamos sellado; de esta manera, con un corte limpio y decidido, el relleno no saldrá del interior del bollo durante la cocción. Los recortes de masa se volverán a amasar para luego cortar más círculos.

Colocar los krapfen sobre las bandejas del horno forradas con papel vegetal; dejar bastante espacio entre un krapfen y otro, ya que en el segundo leudado tienen que crecer mucho.
Colocar las bandejas otra vez en el horno precalentado a 50º y luego apagado y esperar a que el volumen de cada krapfen sea más del doble que al principio, que forme un bollo alto y redondito.

Sacar los krapfen del horno teniendo cuidado de que el ambiente de la cocina sea cálido mientras se calienta el horno a 190º si tenéis la función de ventilador o a 200º con horno normal. Hornear los krapfen hasta que esté bien dorados. Recién sacados del horno y todavía calientes, pincelar los krapfen delicadamente con mantequilla fundida y caliente y cubrirlos de azúcar glass. Esto hará que el bollo parezca frito y que se levante ligeramente la corteza del resto de la masa, como en los krapfen fritos de verdad.

Se pueden congelar en cuanto se hayan enfriado y cuando los saquéis del congelador (un par de horas antes de consumirlos) se quedarán como recién hechos si los ponéis 3 minutos en el horno caliente.

Es una receta de Beatrice Ojakangas, del libro "The great holiday baking book".

31 comentarios:

Manuel dijo...

Gracias Moni, especialmente por la grappa de tu abuelo.

Vainilla dijo...

Gracias por el regalo de la new.
Qué risa con lo de ofrecer la casa. Mi abuela hacía igual y aquello parecía una fonda,ja,ja.
Genial esta receta que has puesto porque yo también rehuyo del fritoleo. Un beso y feliz lunes

JAJO dijo...

Ma le trovi tutte tu !!!!
Adesso anche la marmellata al geranio :-O
Mi incuriosce molto...

Heleni dijo...

¡Hola Cannella! Excelentes tus risottos. Muchas gracias. Seguiré probándolos, me encantan. La costumbre española de enseñar TODA la casa a TODO el mundo es algo que ha creado más de una anécdota en mi familia...je...je...como cuando fueron mis suegros a casa de mis padres en Grecia y mi marido decidió enseñarles toda la casa (hasta el trastero)...claro eramos muchos (unos 15) y ni siquiera nos dio tiempo de hacer las camas. Te imaginas el corte...sobre todo mi madre, todavía se acuerda.
Los Krapfen también chulísimos, pero ya podrían tener un nombre más atractivo (mi apetito es muy...lingüístico...) Besos y enhorabuena por todo lo que haces.

Marona dijo...

¡Ay! ¡¡¡Aquí también se comen krapfen!!! Pero sólo cuando comienza el carnaval, a partir del 11 de noviembre a las 11 de la mañana... ¡me encantan estas tradiciones! Muchas gracias por la receta, que seguro que es más ligerita que la versión frita ;)

cuochetta dijo...

VECIAAAA
se questi li legge "quello" che ha bistrattato i calamari del Brenta sono CERTA rinnegherà ogni sua affermazione pur di magnarsene uno.. vabbè mi hai convinta forse forse finiti i cornetti glieli faccio... ovvio senza la marmellatina che descrivi... ma questa è un'altra storia, baciii infernali! ;D

La cuina vermella dijo...

Pedazo receta, Cannella! y que risa con tu suegra... madre mía que deseperación cuando te llenaba la casa de gente!

Como siempre todo lo que haces lo bordas. Gracias.

Sonia Martín dijo...

No me digas que lo del rodillo "matasuegras" no es por toda la historia anterior!!! Pues sí que no somos tan parecidos españoles e italianos, aún así tenemos mucho en común (creo yo). Me ha encantado la historia, y qué decirte de la receta. Hasta el nombre me gusta. Un abrazo grande. Sonia

recetasdemama.es dijo...

Muy buenos esos bollitos rellenos... y yo soy española, pero lo de ofrecer la casa no lo he hecho nunca.. ¿seré rara?

Besos. Ana

Ivana dijo...

Ja!! Ja! Vaya con la suegra!!! Y el matasuegras!!! Supongo que no lee el blog sino estaría llamandote y pensando: hay que ver que descarada!! Estos bollitos se ven delicosos, quiero comerme uno ahora mismo!!!
Besitos

Felipe dijo...

Hola Cannella.

Genial lo de "ofrecer la casa". Yo nunca lo he hecho, sobre todo porque los escasos 70 metros cuadrados de mi pisito tampoco dan para tanto.
La grappa de la newsletter es espectacular, y el risotto de ater (el de tomates secos) fur otro triunfo.
Sin embargo, lo mejor de todo es el comentario de tu suegra sobre tu consorte y las medidas de la cortina. Vaya arte!. De letras, del Madrid, no come pescado, pidiendo cerveza en la Toscana,...tu consorte es como decimos por aquí abajo: "completito". Que santa eres.

Un bacio per te e un abbraccio per il tuo marito.

P.D. perdona si lo escribo mal.

Mobula dijo...

Hola Canny!!!

Los krapfen tienen una pinta estupenda, y que delicia ha de ser la mermelada de geranio, que andaluza y que extravagante, como a mi me gusta...

Lo de ofrecer la casa, que quieres que te diga, creo que es costumbre nacional... y que me dices de enseñar la casa, en la actualidad mi casa no está terminada de amueblar y siempre que viene alguien me veo en la obligación de enseñarla y de justificar porque faltan muebles u obejotos de decoración, vamos que es un rollo!!!

Ana

Mercè dijo...

Signora Sherlok Holmes!!!
No existe nada que no puedas encontrar!!!
Me encantaria probar la mermelada de geranios,llamame rara pero el olor del geranio es uno de los que m´s me gusta.
En cuanto a ofrecer la casa ,tampoco tengo costumbre ni me gusta a no ser que a mi me apetezca(tambien he pasado lo mio con mi Señora suegra en este aspecto)
En cuanto a la newsletter ,una de las cosas que más me gusta es la foto con el abuelo.

Penny dijo...

Os he imaginado a ti y a tu suegra y me he reído que no te lo puedes ni imaginar!!!!

Dí que si, yo cuando vaya también me pones un poquito de geranio ;).

Petonets.

Felipe dijo...

Hola de nuevo cannella.

¿Has leído el comentario de mobula?. Ya no soy sólo yo el que piensa que debes tener algún antepasado andaluz. Pregunta, pregunta,...

Un beso.

graziella dijo...

Inutile dire che te li copio, magari già oggi pomeriggio!

Ajonjoli dijo...

Canny, ¡vaya puñalada que me has dado con lo de la masa de las samosas, maja! ayyy que no me pasas una.... ;)
Buena receta las krapfen, y ¿para freír es la misma masa? Yo es que vengo de familia andaluza "fritanguera". Por cierto, las samosas también se pueden hacer al horno... eh?
Y lo de enseñar la casa, es muy español sí, aunque yo suelo pasar del tema, pero las visitas se dan un paseo y la ven de todos modos.
un beso.

aandara dijo...

No sabes como me he reido de lo de ensenar la casa, creo que me rio, porque desde que me mude a Estados Unidos me ha visitado hasta el gato,tengo 4 años que no tenia un mes libre siempre tenia un huesped en casa, todo el mundo mira el calendario y dice ya vienen las vacaciones y yo digo Queee de nuevo vacaciones, ya creo que estoy planeando para las proximas cerrar la pension e irme yo a algun lado si no hay nadie nadie vendra jajaja Y digo la pension porque eso parece mi casa. Cuando vivia en canarias lloraba porque nadie me visitaba(que tonta era)y ahora casi que lloro por todos los que me visitan.
Lo de la mermelada de geranio me ha parecido deliciosa, me encanta el olor de ellos, son mis flores favoritas.
Un beso
Amalia

Anónimo dijo...

Canella, esta receta tiene muy buena pinta, pero me gustaría ponerle dentro algo de chocolate en lugar de mermelada. ¿Crees que quedaría bien con Nutella? ¿O sería mejor un tocito de chocolate?

Casanova dijo...

Ufff ensenyar la casa!.No,aquì en Milano vivo en una "mansarda monolcale",entonces cuando entras ya lo ves todo,jejeje.Pero en Huelva (yo soy de Huelva,aunque me apellide Casanova),mi abuela que era extremenya,pues decìa que cada uno en su casa,y Dios en la de todos.Y en toda la calle,la ùnica puerta de casa que estaba cerrada,la de mi abuela.Mi madre es de Bilbao,y ella tampoco ha tenido esa "fea" costumbre de ensenyar la casa.Por lo tanto,y aùn siendo andalucìsimo,a pesar de mi madre o mi abuela,yo he aprendido que no se ensenya nada,es màs,si se puede evitar,nada de visitas,jajaja...
Debo decirte con respecto a mi apellido que es también propio de Catalunya y Comunitat Valenciana,pero yo no tengo parientes ni descendientes por aquella zona.Mi padre es de Huelva,mi abuelo,o sea su padre ,es de un pueblo de la sierra de Huelva,y ahì llegamos.
Estoy a dieta,y hoy especialmente ha sido muy difìcil leerte,los krapfen o bomboloni me comerìa una tonelada.Aquì en Milano ponen unos puestos desde San babila a Cordusio,toda via Dante,donde se expone productos desde Val d'Aosta a Sicilia,desde salami y jaomones a respoteria,desde manzanas y strudeln a cannoli y aceite de oliva.Un espectàculo de ver,probar y fotografiar :)

Cabriola dijo...

mermelada de geraniooooo !!!!!!!!! me tienes con los ojos como platos y seguro que es el complememtno perfecto para esos krapfen que estan diciendo comeme!!

1bacione

Mar dijo...

Me encantan tus trucos para no freír (aunque como se entere mi mancheguísima madre que es "ultra" de los rosquillos fritos, le da algo).
Un saludo.

cuatro especias dijo...

Realmente la receta es espectacular.
Pero ya cerca de las navidades, tendré que ponerme severa con mis elaboraciones, para evitar acumular kilos extras con tanta maravilla que haces.Coo siempre: un placer leerte.
Un saludo:
Pimienta

Tulip dijo...

Canny....ormai guardo i post alla velocità dell luce....ma davanti alla foto di questi krapfne....ho sentito tutto rallentare...
sono spettacolari, e ne vorrei davvero uno da sbocconcellare ora!!!
baci grandi!!

cannella dijo...

Manuel,
besos.

Vainilla,
tremenda costumbre!


Jajo,
sí, le trovo tutte...per la gioia di Albi!!
;-DDD


Heleni,
efectivamente cuando llegan estas visitas, sobre todo si son casi inesperadas, la actiividad para esconder debajo de la cama todo lo que está tirado por los alrededores es frenética...y no me extraña que alguna cama se quede sin hacer! :-DDD Un beso, ¿qué tal tu pequeña?

Marona,
lo bueno de los hornos en el Véneto es que hay krapfen todos los días; de hecho no imaginaba que en Austria fueran típicos del Carnaval. Besos

Cuochetta,
ebbene sí, tremenda vendetta per il bistrattatore di calamari del Brenta...però i krapfen dovresti farglieli solo annusare!!! :-DDD

La cuina vermella,
al final yo dejo tranquilamente que mi suegra acompañe a las visitas por dormitorios y cuartos de baño y yo espero a que termine el "tour"...me da una vergüenza horrorosa! Besos

Sonia,
te juro por Snoopy que lo del "matasuegras" me sale espontáneo, no lo asocio a "mi" suegra concretamente... ;-DDD
Gracias, un beso

Recetasdemama,
no, en Véneto no serías rara!!!
Besos

Ivana,
no te lo vas a creer pero mi suegra opina que muchas veces le hago la pelota...(eso porque no lee el blog!) Besos

Felipe,
el consorte completito todavía tiene un trauma con lo de las cortinas, porque su madre lo repite cada vez que puede. Dicho entre nosotros en la intimidad, no estamos tan seguros de que él midiera mal...
Digáis lo que digáis, soy una mujer muy nórica, ero para comprobarlo tendrás que esperar a verme "en acción" en Sevilla
;-))) Mille baci.

Mobula,
te pasará como a mí, que cada cosa nueva que pongas, motra vez las mismas visitas a comprobar cómo queda! Besotes

Mercè,
te confieso una cosa...había perdido de vista e bote en la despensa y cuando lo volví a encontrar el otro día, pensé: "¿Cómo se me ocurriría a mí comprar esto?".Afortunadamente al abrirlo la sorpresa ha sido agradable. Y me pregunto: ¿"De verdad huelen bien los geranios?".
Besos

Penny,
mi suegra y yo hacemos una pareja muy complementaria... :-DDD
Geranios pa' ti sin falta.
Petonets

Graziella,
comarella, son GARANTITI!!!!

Ajonjoli,
tuve remordimientos ayer todo el día por ese comentario sobre la masa...
;-PPPPPPPPPPPPPPPPPPPP
Sí, para freír es la misma. Un besote

Aandara,
afortunadamente por aquí se utiliza el verbo "ofrecer" en el sentido de enseñar...¡Sólo faltaba que se quedaran a dormir y a desayunar, tipo Bed&Breakfast! Lo tuyo sí que es ¡DURÍSIMO!Un beso grande

Anónimo,
la Nutella me parece una muy buena idea. Un saludo.

Casanova,
qué bonito lo que me cuentas del apellido...y yo que pensaba que era un "nick" que aludía a una sólida fama de seductor (por otra parte podría ser también, es decir, "Casanova di nome e di fatto"!). En señal de respeto hacia tu dieta hoy pongo una "pasta al burro", así que por favor no pases por aquí a despertar mi morriña contándome lo de los puestos de comida de via Dante...Un beso.

Cabriola,
paisana, ¿dónde te habías metido? Pensé que te habías ido a hacer las Américas con los toreros...
;-))) Un besote

Mar,
ya los sé que mis trucos para no freír pueden herir la sensibilidad...
;-DDD
Un beso

Cuatro Especias,
ánimo con tu propósito de ponerte a dieta. Un saludo.

Tulip,
ellosapevo che questi ti avrebbero solleticato la fibra sensibile!!!!
Baci, vecia!

cerise dijo...

llego tarde.... como siempre , es una gozada leerte... y es cierto que tambien me extraño desde que vivo en españa , esta costumbre de " ofrecer la casa" , y ya son muchos años y no me acostumbro.
Siempre me sacas una sonrisa cuando te leo y leyendo tus recetas salivo babeo y me entra unas ganas de morder la pantalla.
Estos bollos son fabulosos!!!!!!!!!!!

Gloricetta dijo...

Ciao Canny questa la copio proprio. Il fatto di non doverli friggere mi piace. Ti faccio sapere. Un abbraccio. Glò

Noema dijo...

He llegado hasta esta receta por un "chivatazo" de una Salzburguesa a propósito de los krapfen, berlinesas, pfannkuchen o como cada cual los quiera llamar.
Mira que yo ya había estado aquí, pero me da que "de incógnito", sin comentar vamos.
Buen truco el del horno, con lo que odio hacer fritangas!
:-D

Aleph dijo...

Ay!!! Canny si ya los veia yo tan bonitos que era imposible, me salieron ricos eso si, pero estendidos como tortas gordotas y no esos bollitos redonditos y altos....tendré que hacer otro intento.
Si esque yo quiero tus manosssss
Besos SIA

Arantza dijo...

Hola, Canela, al igual que Noema, yo también he llegado por aquí por recomendación de Marona, y no sabes cómo me alegro de ver esta receta de "donuts" rellenos al horno, son uno de mis dulces preferidos, que he tenido que abandonar por lo de la fritura (vivir en Norteamérica es malísimo para las arterias ;-). Los pienso probar este fin de semana. Tu blog es muy simpático, lo incluyo en mis visitas habituales. Un saludo. (Otra emigrante :-)

cannella dijo...

Aleph,
¿seguro que en el segundo leudado han estado leudando el tiempo suficiente? porque durante un buen rato parecen tartas planas...
Lo siento, ya sabes que ahora que hace frío el más mínimo cambio de temperatura puede influir en esto, a mí también me pasa. Un beso.