02 marzo 2009

Roschette alla livornese

(La traduzione in italiano della ricetta è disponibile cliccando qui )

ROSCAS HEBREAS, TÍPICAS DE LA CIUDAD DE LIVORNO
La aportación de la cocina hebrea ha sido importantísima en la cultura italiana del comer.

Pienso en la historia del gueto de mi Venecia, el más antiguo y mejor conservado de los que hay en Europa, cuyo hitinerario se desarrolla fuera de las rutas turísticas y mantiene casi inalterado si perfil ... de hecho la palabra gueto se acuñó allí, al lado del getto (colada, fundición) de las fundiciones de metal, donde el Gobierno de la Serenísima estableció en 1516 que debían instalarse todos los hebreos juntos.

Allí se mezclaban los austeros hebreos germánicos con los mediterráneos de España, de Francia y del Levante entre otros ... y sus diferentes maneras de cocinar originaron mezclas explosivas para el paladar; me resulta imposible no recordar las sarde in saor de mi madre, sardinas maceradas en la mezcla agridulce de vinagre, cebolla, piñones y pasas, después de haber sido cuidadosamente fritas en abundante aceite... el plato más representativo de la cultura gastronómica veneciana es ¡genuinamente hebreo!

Por motivos personales, todo lo que está relacionado con la historia y la cultura del pueblo judío en Italia me atrapa, así que, siempre que puedo, voy siguiendo el aroma de sus tradiciones culinarias de ciudad en ciudad, desde Venecia hasta Ferrara, Modena, Livorno, Roma...

Os dejo aquí el enlace del Museo Ebraico di Venezia, con su imponente recorrido por las sinagogas, el cementerio, el museo y la biblioteca.

Que lo disfrutéis, feliz comienzo de semana,

Cannella
*******************
Estas roscas se encuentran en Livorno en casi todas las panaderías; hay muchas versiones de la receta, más crujientes, más esponjosas...a mí me gusta ésta, que permite hacerlas de las dos maneras.

Medidas en cups y spoons.
Para 24 roscas:

2 cucharaditas de levadura seca de panadería, tipo Maizena
1 y 1/4 tazas de agua templada, aproximadamente*
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra*
3 y 3/4 tazas de harina
2 cucharaditas de sal

Para decorar:
granos de anís, después de haber pulverizado la superficie de cada rosca con una mezcla de agua y aceite de oliva, justo antes de hornear; o azúcar glass, después de haberlas horneado

(*Para una versión con sabor a aceite más marcado, utilizar 1/2 taza de aceite y 3/4 de tazas de agua)

Mezclar la levadura con unas cucharadas de agua y dejar burbujear durante 10 minutos.

Añadir la mitad del agua que queda, el aceite, la harina, la sal y empezar a amasar añadiendo poco a poco el agua necesaria para formar una masa lisa y homogénea, sin trabajarla mucho.

Colocarla en un bol untado con aceite, taparla con un paño de cocina húmedo y dejarla leudar en un sitio cálido, lejos de corrientes de aire, durante al menos 1 hora y media, hasta que la masa doble de volumen.

Pasado el tiempo de leudado, si se quieren unas roscas crujientes, deshinchar la masa, cortarla en 24 partes iguales, formar unos cilindros, cerrarlos en forma de rosca y ponerlos directamente a cocer en el horno a 200º hasta que se doren.

Si se quieren unas roscas esponjosas, deshinchar la masa, cortarla en 24 partes iguales, formar unos cilindros, cerrarlos en forma de rosca y ponerlos otra vez a leudar en un lugar cálido hasta que doblen de volumen (al menos 45 minutos), antes de hornearlos a 200º hasta que estén dorados.
Es una receta del libro "Cucina Ebraica" de Joyce Goldstein, Chronicle Books.

***********************
A menudo este blog se convierte en un mágico lugar de encuentro.

El chef y dueño del restaurante Hostaria L'Arca, en Alba Adriatica, en la costa de región Abruzzo, me ha enviado un comentario por correo electrónico y una foto de sus panecillos de leche, cuya receta publiqué aquí. En el comentario nos dice que está muy contento de que sus panecillos hayan gustado a los lectores de "La Zuccheriera" y nos invita a todos a visitar la web de su restaurante, http://www.hostariaarca.it/ .

Con mucho gusto comparto su comentario y su foto y ojalá pueda ir pronto a probar sus platos, ya veréis el menú qué cosa más rica.


Ciao sono Massimiliano Capretta chef e titolare della Hostaria l'Arca sono molto contento che il pubblico della zuccheriera ha apprezzato il mio panino al latte.
Anche nel mio ristorante è molto richiesto e piace tanto.
Vi invito a visitare il mio sito
www.hostariaarca.it Grazie ancora

16 comentarios:

Begoña dijo...

Me gustan mucho este tipo de recetas sencillas y con historia. Te han salido tan bonitas...
Un saludo, Begoña

Lolah dijo...

Muy interesante lo que cuentas sobre los judíos en Venecia y en Italia y sobre el origen de la palabra "ghetto", que no conocía.
Y las roscas tienen pinta de estar muy ricas.
Y por último...que no nos oiga Massimiliano, pero tus panecillos tienen mejor pinta.
Un beso.

comoju - Cova dijo...

Como me gusta leerte, y todo lo que nos cuentas y que parece en este caso, que nos dejas a medias, auqnue luego rápidamente lo llenas con esta receta, que no es sólo una, sino que que 2 podemos convertirla según la preparemos y me parce genial.

Y como no se si algún día podré ir al Hostaria L`Arca, me conformaré con ver su página y lo precioso que es el restaurante, y de hacerme yo sus panecillos

Un saludo

Ajonjoli dijo...

Me encantan las recetas con historia, y las recetas que vienen de la mezcla de culturas. Supongo que estas roscas comparten su origen con los panes de aceite de Andalucía, y seguro que como estos son perfectas para desayunarlas con tomate y sal...uy que hambre me está entrando.....
un beso.

Águeda dijo...

Buenos días Cannella!!!!

Gracias por la newsletter.....llena de cositas interesantes como siempre.....;oPPPP.......y gracias por hacernos llegar parte de la Historia....y gracias por las roscas.....pintan fáciles y ricas!!!!

Besos desde el sur, de nuevo oscuro........:o((((....

jl dijo...

Canny:

Todos los años este aprendiz de cocinero se hace sus sarde in saor
y le salen bastante bien.

Y me chiflan.
Bicos jl

Y las haches para un italiano y millones de hispanos- son traidoras.

cannella dijo...

Begoña,
la verdad es que han salido tan redondas que ni yo lo esperaba...gracias! Un beso, feliz semana

Lolah,
esperemos que Massimiliano no se entere!!!
:-DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
(mi ego se ha hinchado tremendamente después de este comentario :-DDDDDDDDDD)
Muchos besos

Cova,
gracias! Nunca se sabe, a lo mejor no te lo espera y un día estás en la playa de Alba Adriatica tomando el sol y luego por la noche cenando en L'Arca... MAI DIRE MAI!!! Besos

Águeda,
qué serían los lunes sin tus comentarios dando las gracias...¿se lo has dicho a tu madre de mi parte lo bien que te ha educado?
;-))))))))))))
Un beso enorme desde Salamanca "encapotada" (pero nada fría)

JL,
está bien saberlo, porque Santiago me pilla más cerca que Padua para comer sarde in saor ;-DDD
REcibido...me pongo a revisar las "h" a ver dónde no estan en su sitio...GRACIAS!

Chari dijo...

Me estoy haciendo un routing con los sitios que tengo que visitar cuando vaya a Italia y...una de dos...o me voy 2 meses de viaje o paso de "visitas turisticas guiadas" y dejo los museos vaticanos (y los otros) pendientes de ver...;D

Estoy de acuerdo con Lolah: tus panecillos están de mejor ver, tienen ese toque "Canny" que los distingue.:))

Las roscas de livorno, magníficas¡¡...miro la foto y puedo olerlas...mmmm¡.. se pueden rellenar en salado? o son muy pequeñas?

Besos desde un sur nublado y lluvioso.

cannella dijo...

Chari,
me parce buena ides lo de aparcar los museos vaticanos
;-DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Ya sé a qué te refieres con el toque Canny...lo he pillao...es esa lengua que sale del medio de mis panecillos, como si estuvieran "sacando la lengua"
;-DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Las mías (las leudadas) salieron bien grandes; al no llevar azúcar por dentro las puedes rellenar de lo que quieras, cn salado están divinas de la muerte. Un besote.

JL,
negativo, controladas todas las "H" y están todas en su sitio...a lo mejor no he entendido bien, no pasa nada, tampoco es un asunto de Estado, ¿no?.
Un beso

Ampy dijo...

Hola Canny, saludos desde Tenerife, he hecho una versión parecida de tus "roschette" que aquí llamamos rosquetes, con una receta de mi tía, ya no queda ni uno, mis hijas los han llevado al colegio ;).
Por cierto aún no he hecho la zuppa inglese pero ya tengo el amaretto y el colorante.
Saludos, Amparo.

graziella dijo...

Solo perchè è troppo tardi per farle lievitare, altrimenti sarei già all'opera!
Che visione celestiale!
Un abbraccio!

cannella dijo...

Ampy,
hola, es siempre una gran alegría descubrir estas "recetas gemelas"!Qué bien, ya estás perfectamente equipada para la zuppa inglese, verás "che bontà"!. Un beso

Graziella,
ellosapevo!!!!
;-)))))))))))))
Smuack!

Anónimo dijo...

bone...a roma vicino alla sinagoga c'è un negozietto antichissimo che le fa a meraviglia
brava chef
www.chefmarco.splinder.com

recetasdemama.es dijo...

Tu historia también me ha atrapado a mi. Y luego me atrapó la receta. Gracias

Mercè dijo...

Me gustan las rosquillas de todas clases, estas deben ser deliciosas.
La web del museo hebraico es muy intresante,la conozco y la visito de vez en cuando.La de la hostaria me parece estupenda, las fotos de los platos sugieren una buena cocina.

cannella dijo...

Chefmarco,
prendo nota per la prossima visita romana! Grazie!

Recetasdemamá,
Gracias!

Mercè,
a mí también las fotos del menù de la Hostaria me parecen muy apetitosas...un beso