01 julio 2010

PANE VIENNESE

Texto y fotos pertenecen al blog http://zuccheriera.blogspot.com/

Traduzione in italiano della ricetta QUI

Pan de Viena, con levadura líquida

He vuelto a dar escándalo en un lugar público.
Cualquier día de éstos me deportan; Lanzarote me devuelve al Berlusca.

Estoy aparcada en un aparcamiento de la capital salmantina, no diré cuál para que el asunto no trascienda ulteriormente.
A punto de irme, pero no me muevo porque a mi lado un conductor está intentando aparcar por cuarta vez (ayyyy los hombres haciendo maniobras al volante...).
A la quinta, me roza el parachoques.
Bajo del coche escopetada y, con contundencia, lo cubro -en dos o tres o cuatro idiomas- de todos esos galantes epítetos que un hombre diría a una mujer si ésta fuera la ocasionante del desperfecto.

El inútil no me mira a la cara, mira más abajo, insistentemente.
"Peàso cobarde", pienso mientras bajo la mirada yo también. Ostras pedrín, tengo cuatro botones - digo, ¡cuatro!- de la falda (ya de por sí no muy larga, lo confieso) desabrochados. Mese ve Segovia -que diría mi académica vecina-, bragas de cuello alto del Carrefour incluidas (las que recomiendo contra la celulitis y de cuyas virtudes hablé ampliamente en otro post).

Mi amiga Serenella sostiene que últimamente incluso el pan que hago tiene potentes alusiones eróticas, como la braguette baguette y los panecillos de la foto de arriba.
Será verdad.
Es verano y todo se me desmadra.

Besos para todos los que os habéis quedado aquí,
Cannella

Para tres baguettes ó 24 panecillos:

500 gr de harina panadera (ver información en otros posts de mi blog del pan)
25 gr de azúcar
75 gr de levadura líquida, refrescada la noche anterior (ver receta en mi blog del pan)
20 gr de leche en polvo
75 gr de mantequilla en pomada
10 gr de levadura fresca de panadería
11 gr de sal
250 ml de agua templada

Poner la levadura fresca en un bol con un par de cucharadas de la harina y 50 ml de agua y dejar reposar hasta que empiece a burbujear.

En otro bol, mezclar el resto de harina con la sal, el azúcar y la leche en polvo. Añadir la levadura fresca, la levadura líquida y el resto de agua y amasar unos 6-8 minutos, hasta obtener una masa bastante homogénea. Añadir entonces la mantequilla poco a poco, en cachitos, esperando a que se absorba el trocito anterior antes de echar el siguiente. Hacer pausas de 10 minutos cada 5-6 minutos de amasado, hasta obtener una masa lisa y no pegajosa.

Dejar reposar la masa 15 minutos.
Dividirla en tres partes iguales; doblar cada parte como si fuera una carta que hay que meter en un sobre, y dejarla reposar, tapada, durante 15 minutos.

Si se quieren hacer baguettes, con la punta de los dedos estirar delicadamente cada parte de masa en un rectángulo y enrollarlo sobre sí mismo. Poner las baguettes a leudar en un sitio cálido durante 1 hora y media, después de haber practicado en la superficie de cada pan unos cortes horizontales como los de la foto.
Pulverizar con agua templada y cocer en el horno a 200º, con calor arriba y abajo, hasta que los panes estén intensamente dorados.

Si se quieren hacer panecillos, cortar cada parte de masa en 8 partes iguales.
Estirar delicadamente cada parte de masa en forma de pequeño rectángulo y doblarlo como si fuera una carta que hay que meter en un sobre. Así obtendremo una masa con forma casi cuadrada. Llegados a este punto, coger el ángulo derecho del cuadradito de masa y llevarlo hacia el centro y seguir llevando masa hacia el centro con todas las puntas de masa que van saliendo, hasta obtener una bolita. Pellizcar entonces todo el centro de la masa, donde se ha formado una especie de costura, para sellar la base del panecillo. Poner a leudar en un sitio cálido una hora y media, después de haber practicado un corte en forma de cruz en la superficie de cada panecillo. Pulverizar con agua templada, antes de hornear a 200º, con calor arriba y abajo, hasta que el pan esté intensamente dorado.

Si quieres hacer este pan en la panificadora, selecciona el programa "Pan dulce" y "Costra media" y pon todos los ingredientes en la cubeta. No te aconsejo que utilices el programa "Amasado" y luego termines de cocer el pan en el horno.

Dura tres días en el frigorífico, en la parte menos fría, en una bolsa de papel.
Apto para congelar.

Este pan combina bien tanto con lo salado como con lo dulce; para hacerlo más golosa para el desayuno, lo amaso con trocitos de chocolate negro.

Es una receta de Éric Kaiser, del libro "100% pain".

Me alegro de que haya pasado España en el mundial e Italia no ... así me he ahorrado que algún resentido me echara en cara por enésima vez el codazo de Tassotti del '94, en caso de que Italia y España se hubieran tenido que cruzar en semifinales ... qué murga ... al fin y al cabo nosotros somos 4 veces campeones del mundo, vamos a dejar que la roja intente serlo por primera vez, seamos generosos ;-PPPPPPPPPPP

Estos panecillos vieneses son perfectos para las noches de fumbo, en las que hay que comer a la velocidad del rayo en el descanso.



Rellenos de tiras de calabacín salteado con orégano, pan rallado, sal, pimienta y una pizca de cebolla roja (todo en la Actifry); un velo de mayonesa y salmón ahumado.


Acompañados por casitas de bresaola (una especie de cecina finísima) con queso pecorino fresco (ambas cosas en el "Club del Gourmet" del Corte Inglés) y huevo cocido. Aliñado con aceite de oliva virgen extra del bueno y pimienta recien molida. Divino de la muerte.

Los amigos de El amasadero cumplen un año de actividad en estos día y andan preparando cosas nuevas. El post de hoy me parece el más adecuado para felicitarlos y agradecerles no sólo las fabulosas harinas, sino también el gran mimo y la profesionalidad con los que tratan a los clientes.
¡Muchas muchas felicidades!

15 comentarios:

Monique LaMer dijo...

Queridísima tocaya sin acento
Todas esas cosas que se suelen decir (mea culpa) de los italianos al volante se dicen, como indica el género, de los "hombres" italianos, porque estoy segura (y de un modo empírico) de que vosotras sois mucho mejor conductoras...con 3,4 o alguno que otro más botón desabrochado....te diré que yo también tengo ese problema, pero en otra prenda :)
Tu pan tiene una pinta fantástica, y tu amiga tiene un poco de razón: es taaan evocador! :D
un beso

jose manuel dijo...

Estos se ven deliciosos. Me gusta mucho el pan de viena y esta versión con masa madre se ve excelente. Saludos

MªJose-Dit i Fet dijo...

Ayyy jajaja lo que no te pase a ti...estoy segura que el susodicho no se acordara de lo que le llamaste pero tu cuerpo serrano no se le ira de la mente!!! :D y si supiera lo bien que amasas ya no te digo ;)) un besazo!!!

El taller de Curra - Cartonnage dijo...

Hola.. hacia tiempo que no pasaba a verte y como siempre me quedo deseando dar un mordisco a tus panecitos..!! Besossssssssss

Akane dijo...

Aaay, si es que el calor altera la sangre y las cabezas! Hay que tener cuidado estos meses :P

Qué maravilla de panes, y más aún con ese relleno de calabacín!

Un abrazo

Lolah dijo...

Me encantan los panes, sobre todo esos con tantos cortecitos, el relleno de calabacín, fabuloso, y las casitas de lo más "cucas"
Lo de la falda, con las "peaso" piernas que tienes, ha tenido que ser tremendo...
Un besazo.

Anónimo dijo...

AY!!

Cannellita lo que me haces reir, yo soy de tu opinion que alguna vez hay que "dejarnos" ganar no??

Y con respecto a Tassotti pues lo recuerdo a mis tiernos 13 anicos y estuve odiando a italianos hasta que conoci al primero en vivo y en directo y me enamore hasta las trancas... y asi me va!! que se me ponen los pelos como escarpias con el Fratelli.... y que conste que en este mundial me dio mucha pena que Italia se volviese en primera fase, dicho queda.

Un besito bien grande y gracias por compartir tu arte que hambre me ha entrado.

Yaiza dijo...

AY!!

Cannellita lo que me haces reir, yo soy de tu opinion que alguna vez hay que "dejarnos" ganar no??

Y con respecto a Tassotti pues lo recuerdo a mis tiernos 13 anicos y estuve odiando a italianos hasta que conoci al primero en vivo y en directo y me enamore hasta las trancas... y asi me va!! que se me ponen los pelos como escarpias con el Fratelli.... y que conste que en este mundial me dio mucha pena que Italia se volviese en primera fase, dicho queda.

Un besito bien grande y gracias por compartir tu arte que hambre me ha entrado.

Anónimo dijo...

Di que si, bonita. Que yo soy brasileña y me pasa lo mismo, al fin y al cabo ya somos pentacampeones y vamos cansaos...

Manuel dijo...

El sábado pasado, doble triunfo: el de España por los pelos contra Paraguay y el mío por goleada con los bocadillos de calabacín y salmón.

Tu anécdota en el aparcamiento salmantino pues como el resto del post: tiene miga.

Merche dijo...

noto cierta sorna con lo del mundial, y mira que a mí el fútbol me importa un pito (menos!) - ya tengo bastantes amigos alemanes que me van adelantando la paliza que nos van a dar el miércoles...
jejeje, pero el incidente del párking, con estos calores que hay ahora... pues es hasta comprensible :)
creo q será el último pan que haga antes de cerrar el horno por vacaciones

José Luis dijo...

Monica: a propósito de la visión de Segovia, -por si non viste o leíste, que me da la inmpresión que sí- te recomiendo la peli "La guerra de papá" (Mercero) o su anterior versión literaria, de Delibes, "El príncipe destronado".
La España de los '60, más o menos.
Pero por esto no nos dejes sin recetas.
Un abrazo compostelano
jl

Andrés dijo...

¡Gracias! por tu felicitación, y por todo. En serio. Nos sentimos enormemente felices de haber encontrado a gente como tú durante este primer año, y ojalá sean muchos más.

Respecto al tema erótico, cada vez que miro las fotos de las barras de Pan de Viena de un primer vistazo... En fin, que opino como Serenella, qué le vamos a hacer, será la época, digo yo.

Por lo demás, poco que añadir, excepto que eso de nombrar a Tassotti durante un mundial... ya lo hablaremos detenidamente, :S

Un millón de gracias. ¡Feliz verano!

marco dijo...

ti leggo sempre volentieri chef

ruth lopez haza dijo...

que buena receta de pan