20 agosto 2010

RAQUETAS DE SALAMANCA
tipo las de Reglero (o eso me parece a mí)

Texto y fotos pertenecen al blog http://zuccheriera.blogspot.com

Traduzione in italiano QUI

Mis raquetas

Cuando llegué a Salamanca, durante meses me alimenté casi exclusivamente de raquetas, lo que me valió un subidón de los niveles de colesterol considerable. Intentaba curarme la morriña entrando en las pastelerías e indicando con el dedo que quería "uno de eso", que era de lo poco que sabía decir (y lo decía mal). Me hice una experta en raquetas salmantinas (cuando aprendí que se llamaban así).

Ahora me parece que las raquetas en esta ciudad ya no son lo que fueron (es una opinión estrictamente personal). Mis favoritas eran las de Reglero, que hace años que ha desaparecido; luego las de Burgueño, que tampoco existe ya. Me quedan las de la Industrial, en la calle de la Rúa y luego, bastante más allá, las de Gil (que tampoco me parecen lo que eran). Las de las panaderías no las cuento, me saben a masa de pan y la crema suele tener el mismo gusto que el aire.

Ayer me dio la ventolera, cuando me da, me da y no me puedo reprimir.
Quería raquetas de Reglero y aquí están.
El cappuccino de esta mañana me supo a gloria bendita.

Besos y feliz fin de semana, sé que muchos estáis allí :-)))

Cannella

Para ocho raquetitas:

250 gr de harina
10 gr de levadura fresca de panadería, tipo Levital
2 cucharadas de agua templada
30 gr de azúcar glass
1 sobre de azúcar con vainilla (en el Lidl)
2 huevos a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de sal
125 gr de mantequilla salada, en pomada

Amasar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y algo pegajosa. Ponerla en un tupper bien cerrado y dejarla leudar una hora y media a temperatura ambiente. Pasado ese tiempo, deshinchar la masa y ponerla a leudar, dentro del mismo tupper, durante 8 horas en el frigorífico.

Preparar la crema con:

250 ml de leche
2 yemas de huevo
65 gr de azúcar
1 sobre de azúcar con vainilla (en el Lidl)
25 gr de harina, tamizada
25 gr de mantequilla en pomada
la piel rallada de un limón

Calentar la leche, casi a punto de ebullición.
Mezclar las yemas con el azúcar glass y el azúcar con vainilla, hasta que la mezcla se vuelva blanquecina. Añadir la harina.
Verter, poco a poco, la leche caliente sobre la crema de yemas, sin parar de mezclar. Añadir la ralladura de limón , poner al fuego y dejar espesar, removiendo la crema sin parar.
Quitar del fuego, dejar reposar 5 minutos y añadir la mantequilla. Mezclar y dejar enfriar.

Quitar la masa del frigorífico y colocarla sobre una superficie enharinada. Estirarla con un rodillo hasta formar un rectángulo y hacerle tres tandas de pliegues tipo "C" (ver blog del pan y la pizza, técnicas), como si se tratara de un hojaldre, pero sin dejar reposar la masa entre un pliegue y el otro.

Cortar la masa en 8 tiras iguales y estirar cada tira formando un largo cilindro. Depositar los cilindros de masa sobre la placa del horno forrada con papel vegetal, dándoles forma de corazón anudado*. Dejar leudar, tapados, una hora.
Pasado este tiempo, aplastar un poco la parte interna de cada raqueta sobre el papel, creando una especie de lecho para la crema, una base finísima de masa donde hospedarla (la próxima vez pondré fotos, lo prometo). Rellenar los "ojos" de cada raqueta con unas cucharaditas de crema y cocer en horno caliente, con calor arriba y abajo, a 170º hasta que la masa esté dorada.

Para decorar:

50 gr de mermelada de albaricoque
2 cucharadas de agua
1 cucharada de azúcar

azúcar glass y agua, para el glaseado

Poner a fuego medio y dejar espesar. Pincelar la masa de las raquetas con este jarabe en cuanto se saquen del horno.Terminar con unas rayas de glaseado de azúcar.

*también se puede estirar cada tira de masa en una tira muy larga y enroscarla en espiral y formar con ella la raqueta; en algunas pastelerías las venden así.

No son aptas para ser congeladas.

12 comentarios:

jose manuel dijo...

Que maravilla de dulce, esto no lo conocía. Con tu permiso me la copio y me la pongo en mi lista interminable de pendientes.

Saludos

nuria dijo...

Sí que tienen pinta de curar todos los males... :) y de ser súper laboriosas!

graziella dijo...

Eccco!!!! Per chi ha fatto colazione con due striminziti biscottini, questo è proprio un oltraggio!!!!!
Eh! ma la prossima volta che vieni ti preparo tutti gli ingredienti "in sima aea toea" e vediamo se mi dici di no!!!! ;-)

Lolah dijo...

Pues no conocía las raquetas, pero al verlas me he acordado de unas cocas de crema que comía en Mallorca cuando era una cría...me volvían loca. Las he buscado por Internet pero se ve que ya no las hacen, así que voy a usar tu receta a ver si consigo algo parecido.
Ya voy a estar toda la tarde dándole vueltas al asunto!
Un besazo.

Recetasdemama dijo...

En Cordoba hacía este dulce pero con otro nombre, en una estupenda pastelería que ya ha desaparecido.
En cuanto que pase el calorazo del verano, me tienes ene l horno preparando las raquetas salmantinas

Besos. Ana

Belen dijo...

Hola, yo soy de Salamanca, y coincido contigo en todo. Es mi pastel favorito y aunque en otras ciudades o en el mismo Salamanca los hay parecidos (los "ochos" se llaman), no es lo mismo, la raqueta de Salamanca tiene un sabor único, pero es verdad que antes las hacían mejor, ya no son como antes. Habia una pastelería justo al lado de la iglesia que está donde empieza la Rúa que tenía unas raquetas buenísimas, pero hace unos meses que la quitaron y ahora hay otra, pero vende otro tipo de productos como el hornazo. Vamos, mi gozo en un pozo.
Muchas gracias por la receta, me he llevado una alegría enorme, y una curiosidad, ¿cómo la has conseguido?. Un saludo desde Salamanca.

cannella dijo...

Belén,
es verdad, también eran buenas las raquetas de "La rosa de oro".
La receta me la he inventado de cabo a rabo, es la variación de una de mis masas y de mi crema pastelera favorita. Gracias por el comentario, me ha hecho ilusión recibirlo.

fargopatt dijo...

pues yo no las conocía... pero la pinta lo dice todo!!! no me extraña que los comprases a pares.. yo haría lo mismo..jajajja
una pinta estupenda niña!!
mil besotes

Cabriola dijo...

Qué alegría volver a reencontrarte por la blogsfera!! y sobre todo qué alegría vovler a recordar esa mítica Reglero con sus caramelos metidos en aquellos botes de cristal antiguos con las tapas de madera....era parada obligada los sábados por la tarde. No me acuerdo bien de aquellas raquetas porque yo las compraba siempre en una pequeña pastelería en frente del Palacio de MOnterrey al lado de esa frutería tan chula ue hace esquina y que venden frutas raras...fue bonito mientras duró porque sólo unos meses después de descubir aquellas raquetas quitaron la pastelería jajaja...yo y mi suerte jajaja

de Reglero me acurdo especialmente de las Bambas de Nata que eran la cosa más deliciosa que he probado en la vida....
gracias por estos dulces recuerdos nunca mejor dicho y, con tu permiso, voy a darme una vuelta por tu blog que tengo varios meses atrasados por leer y desde luego que no me los quiero perder.

Me alegro de volver a retomarte !!! baci

Cabriola dijo...

PS. suscribo plenamente lo de la Rosa de Oro ñamñam

Lolah dijo...

Pues ya están hechas, disfrutadas y posteadas mis cocas de crema...buenísimas!
Un besazo, no sabes cómo he disfrutado!

Ana Campos dijo...

que maravilla, las tengo que hacer esta semana sin falta, me traen muchos recuerdos, me las compraba mi madre cuando era pequeña, me decía que era el pastel más rico. Gracias por esta receta.
http://hechoenlapropiete.blogspot.com