13 febrero 2012

I grandi classici (dimenticati) della tradizione italiana
La torta sabbiosa

Texto y foto pertenecen al blog "La Zuccheriera"


La traduzione in italiano della ricetta QUI

Tarta arenosa

Al nacer, me quedé sin lazo.
En Italia por costumbre cuando nace un niño se cuelga de la puerta de casa un lazo enorme, azul o rosa, según el sexo del recien llegado.
En mi casa mi padre esperaba un heredero, así que había predispuesto un lazo azul de varios metros de largo, que forrara por completo la terraza (megalomanía masculina). Llegué yo y me quedé sin lazo, tanto que los vecinos al pasar delante de casa temieron, apenados, que al último momento se hubiera malogrado el embarazo.
Y aquí sigo yo, sin lazo de ningún tipo desde que nací.
Exceptuando los lazos de panza con mi tierra, como el que me ata a esta tarta.

Besos y besos,
Cannella

P.S.: Cosas mías revolucionarias sobre  España, AQUÍ AQUÍ.
P.S.2: Una novela muy aconsejable, AQUÍ.

Ingredientes
La tarta arenosa es véneta al 100% , un jolgorio de esa civilización de la mantequilla a la que pertenezco.
Para un buen resultado hace falta tener paciencia al batir los ingredientes y al cocerla, a temperatura suave durante un buen rato.

150 gramos de harina
150 gramos de fécula de patata (o, en su lugar, almidón de maíz tipo Maizena)
250 gramos de mantequilla en pomada (se puede llegar hasta los 300 gramos; utilizo mantequilla salada, hace más sabrosa la masa)
300 gramos de azúcar
la piel rallada de 1 limón
1 vasito de ron dulce
4 huevos
unos 10 gramos de levadura de repostería
las semillas de media baya de vainilla
una pizca de sal

Tamizar harina, fécula y levadura.

Batir la mantequilla con el azúcar y la vainilla; añadir las yemas de los huevos y reservar las claras.
Añadir el ron y la ralladura de limón.

Añadir a la crema la mezcla de harina, fécula y levadura. Batir bien y dejar reposar la mezcla media hora en un lugar fresco.

Batir a punto de nieve las claras con una pizca de sal y añadirlas a la crema.
Verter todo en un molde con cremallera de unos 26 cm de diametro y cocer a 160º unos 50 minutos. Comprobar el punto de cocción con un palillo antes de sacar la tarta del horno. Cuando la superficie de la tarta empiece a dorarse en exceso, taparla con una hoja de papel albal hasta el final de la cocción.

9 comentarios:

alapatacoja dijo...

Este bizcochito es para comérselo después de una buena caminata o mejor que mejor ¡antes!! Lo probaré aunque soy fan incondicional de la schiata(perdón por seguro cometer falta de ortografía jeje)

Intento leer los textos en Italiano que escribes, me es complicado a ratos, pero me encanta poder entender algo. Creo que España se está tiñiendo poco a poco de un manto negro que ya hacia tiempo merodeaba, la justicia no existe, sólo para los pobres y el poder se corrompe cada día más y más.

Estoy triste, veo que cada día se cometen injusticias mediáticas, politicas, judiciales....

Besos, seguimos por lo menos teniendo un pensamiento libre, eso no nos lo puede quitar nadie.

Lolah dijo...

Hay que ver, mira que dejarte sin lazo!!! no sabía tu padre la niña que se le venía encima!
Ese bizcocho va a ser el próximo que haga!
un besico.

Akane dijo...

Ya le vale a tu padre, no tener preparado un lazo de repuesto por si venía una niña! Y seguro que luego se le caía la baba contigo como al que más :)

Una buena tarta con consistencia mantecosa como esta no viene nada mal con la que está cayendo, tanto meteorológica como metafóricamente...

Un abrazo

Vero dijo...

Es impresionante la tarta, en cuanto a la atmósfera que se respira ya se sabe...

La Cuina Violeta dijo...

Me encanta la receta. Supongo que el lazo de color rosa te lo compraste tu en cuanto pudiste.
Un beso,
Nani

Karina dijo...

Soy de Argentina y ahora me entero de donde viene la costumbre en mi país de colgar un lazo en la puerta cuando nace un niño/a y aunque vivo en Madrid cuando nació mi niño hace 3 años en mi puerta colgué un hermoso lazo de color celeste! Un abrazo.

jk dijo...

Pues, por esta vez, Monica, me aparto de la receta y me voy a investigar la novela que señalas, la cual, dicho sea de paso, me parece de alguien muy conocido,aunque un tanto de soslayo, incluso sin cabeza.
¿Y a esta recién nacida le ponemos lazo? Parece muy guapa, aunque el marco no es de los más alegres.

Felicidades, por esta vez, al padre Alberto
jl desde un lluvioso Santiago.

jl dijo...

Pues, por esta vez, Monica, me aparto de la receta y me voy a investigar la novela que señalas, la cual, dicho sea de paso, me parece de alguien muy conocido,aunque un tanto de soslayo, incluso sin cabeza.
¿Y a esta recién nacida le ponemos lazo? Parece muy guapa, aunque el marco no es de los más alegres.

Felicidades, por esta vez, al padre Alberto
jl desde un lluvioso Santiago.

Olivia dijo...

Tiene una pinta muy delicada este bizcocho. Me intriga su sabor. ¡¡Me gusta!!