19 noviembre 2005

MUFFINS DI CAROTE, UVETTA E SPEZIE



MAGDALENAS DE ZANAHORIAS, PASAS Y ESPECIAS

El día está triste y parece que va llover. En estos días de otoño sin sol, pero también sin lluvia, un poco tontos, lo mejor es irse a la cocina, ponerse el delantal, encender el horno y hacerse unas magdalenas para merendar a lo grande, acompañándolas con un buen chocolate blanco caliente.
Estos muffins son para "la" Mari, una navegante "anónima".
Para ver la receta, pinchad en el "Vínculo".
NOTAS DE CORAZÓN:
Por cierto, la palabra magdalena en español tiene una historia muy bonita. La primera interpretación, romántica y sugerente, alude a que cuando empapamos el bollo de magdalena en leche y nos lo llevamos a la boca, el líquido se escurre y da la impresión de que está "llorando". Esto recuerda el llanto de María Magdalena, la pecadora a la que Jesucristo salvó de la lapidación, y que lloró cuando presenció la muerte de Cristo.
Es sin embrago más real que magdalena venga del griego magdalía, es decir, "masa".
Feliz fin de semana.

1 comentario:

Melissa CookingDiva dijo...

Hola Cannella! que ricos que se ven los muffins de zanahoria... Siempre me ha encantado preparar recetas que lleven zanahoria en la masa, pues asegura que la misma este esponjadita, humeda, deliciosamente por largo tiempo :)
Abrazos,
Melissa