01 diciembre 2005

CAROTE CARAMELLATE


ZANAHORIAS CARAMELIZADAS

Me equivoqué al hacer el pedido de verdura biológica en mi tienda favorita, así que ahora tengo una tonelada de zanahorias bio en la bodega y hay que utilizarlas cómo sea. Menos mal que me gustan, y mucho. Una solución muy española sería preparar una buena ensaladilla rusa, pero mi propuesta es hacerlas de la forma que odiaría Carlos Herrera, es decir, con una buena dosis de mantequilla (todas las verduras "dulces", como las zanahorias, el calabacín, el hinojo, aman la mantequilla cuando hay que estofarlas, diga lo que diga el líder mediático).

Cortar la zanahorias en rodajas y cocerlas al vapor unos 30 minutos, para que estén hechas pero no muy blandas. Deshacer la mantequilla a fuego muy lento, mezclarla con el vinagre balsámico de Módena y con una cucharadita de azúcar. Añadir las zanahorias cocidas y rehogarlas hasta que el azúcar se caramelice. Salpimentar y servir.

DE TODO CORAZÓN:

Si no se encuentra el vinagre tipo Glazé, se puede utilizar vinagre balsámico común, pero en ningún caso vinagre normal de ensaladas, obviamente.

Para los que vivan en Salamanca dire que el Glazé lo vende (¡cómo no!) Antonio en La Tahona del Mercado, en el Mercado de San Juan.


6 comentarios:

daniele dijo...

que carlos herrera se vaya a freir churros, y con mantequilla, por cierto

cannella dijo...

Po zí, no veas el complejo que me ha creado este hombre con lo de la mantequilla, a mí que soy del norte, de vacas y montañas!!!

Gourmet de provincias dijo...

Ni caso al Herrera, que se pasa de chauvinista con lo del aceite de oliva, el jamón, las aceitunas... Que no digo yo que estén mal (ni mucho menos), pero no se les da más mérito por quitárselo a lo demás. Por ejemplo, unas patatas cocidas, cortadas en rodajas y doradas a continuación en mantequilla son una cosa seria, se ponga Herrera como se ponga, y lo mismo con lo que decías respecto a las zanahorias, por ejemplo.

Y en cuanto a aquello que dijo poniendo a caer de un burro a los restaurantes que sirven mantequillas con pan mientras esperas por el primer plato le contestaría que 1) no es más que ignorancia culinaria o desprecio hacia las tradiciones de los demás, por ejemplo los portugueses. 2) Eso es que no ha debido probar una buena mantequilla sobre un buen pan recién horneado, aún tibio 3) me gustaría ver como mantiene todas sus teorías sobre el exceso de grasa y de untuosidad, el embotamiento del gusto y demás si en lugar de mantequilla le sirviesen de aperitivo algo tan graso, tan untuoso y con un sabor mucho más marcado y persistente, como un buen foie. Y tambien me gustaría saber su opinión sobre la grasa de oca, sobre la utilización de tocino ibérico para cocinar (aunque, claro, este es español, así que a lo mejor le da el aprobado).

Vamos, que se carga todas las cocinas no mediterráneas de un plumazo y sin miramientos. No solo las europeas, sino también la india (donde el ghee o mantequilla clarificada es fundamental), buena parte de las asiáticas (voy a recordar, solo como ejemplo, el te con mantequilla de yak que toman continuamente por todo el Himalaya). Pero, claro, seguramente para Herrera todo el mundo, salvo los españoles, se equivoca.

Rara es la vez que estoy de acuerdo con alguna de sus opiniones gastronómicas, sobre todo porque más que alabar un producto o un lugar, suele hacerlo despreciando otros.

cannella dijo...

Gourmet de Provincias, no sabes cuánto te agradezco este magistral repaso a la importancia de la mantequilla y el concepto de grasa para guisar en la cultura culinaria del mundo entero. Inútil decir que estoy completamente de acuerdo contigo y que mi orgullo de chica de los Alpes se ve reforzado (hinchado, diría) Gracias otra vez.

amparo dijo...

hola cannella, grazie infinite, por la receta de las carotas :) caramelizadas, ya mis hijas comen zanahorias bien!!!

cannella dijo...

Amparo,
esta receta es milagrosa, ha "convertido" ya a un montón de gente!
Un beso