25 diciembre 2005

LA MESA DE NOCHEBUENA (meme de Oriol)


Quién me lo iba a decir; hace dos días cerré el blog por vacaciones y resulta que el mismísimo día de navidad estoy aquí pegada a las teclas. El caso es que vi el meme de Oriol que nos invitaba a publicar la foto de nuestra mesa de nochebuena o navidad, y me apetecía hacerlo. Vamos a ello.
Esta nochebuena es la primera, desde que vivo en España, que paso en mi casa. Normalmente nos fugamos a algún sitio para evitar el ajetreo de estos días, pero este año, por motivos ajenos a nuestra voluntad, nos hemos visto obligados a quedarnos en casita.
En Italia lo más frecuente es que la comida importante sea la del día de navidad; no conozco a muchas familias que pongan mucho trabajo en la cena "de la víspera", como decimos nosotros, o "de nochebuena", como se dice en España. Personalmente creo que no es nada saludable ponerse hasta las orejas en la cena y luego irse a la cama; al día siguiente, como mínimo, a uno le duele la cabeza. Así que decidí que para la cena el restaurante de La Zuccheriera cerraba por descanso, mientras que la comida de navidad sería en plan seriamente italiano.
Le encargué entonces a mi amigo Antonio, de La Tahona del Mercado y la Carnicería Nieves y Luis, en el Mercado de San Juan, en Salamanca, unos buenos fiambres, patés y pasteles de pescado. Eso sí, hice dos panes caseros "de fiesta" (dos trenzas con levadura natural de las que daré la receta a la vuelta de vacaciones en Pan & Pizza) y un postre rápido (del que doy la receta a continuación, porque me da la gana). Una ulterior contribución a la cena fue el inesperado turrón casero que me trajo Mari, la hija de mi vecina (la que no se puede nombrar y a la que le tengo tanto cariño), que a su vez lo había recibido de su vecina, que desde aquí aprovecho para saludar y para darle las gracias. También aprovecho para darle las gracias al señor Morte, que nos permite al menos una vez al año disfrutar de una variedad considerable de fiambres (hay que reconocer que el resto del año la variedad de fiambres por estas tierras es de sota, caballo y rey).
Vamos con la descripción de la foto:
En la parte de abajo se ven las dos trenzas de pan casero a la izquierda y, a la derecha, el paté de trompetas de la muerte, que está bueno que te mueres.
Al fondo, a la derecha, tres tipos diferentes de pastel de pescado, con cabracho, brandada de bacalao y mousse de langosta.
A la izquierda el triunfo de fiambres, que comprende rôti de capón con castañas, pavo con queso cabrales y jamón con espinacas y pistachos (o algo así, porque este año la variedad era mucha y los componentes más y no me acuerdo bien). En el centro de la composición charcutera (obra de mi marido, que ahora pretende que se le llame "estilista de mesa"), esa cosa tan española que siempre me ha fascinado y gustado tanto que es el huevo hilado.
A pesar de que cenamos en la cocina, la mantelería es italiana como la cubertería; la vajilla inglesa, las velas americanas y las copas de vino no las saqué porque nos dolía la cabeza y tomamos agua (eso sí, con gas).
Y como la cena fue fría, el postre va en la misma línea y está hecho sin cocción:
BOCADITOS CRUJIENTES DE DOS CHOCOLATES
Para la capa blanca:
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 cucharada de jarabe de arce
  • 150 gramos de chocolate blanco
  • 50 gramos de arroz inflado

Para la capa oscura:

  • 50 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas de jarabe de arce
  • 125 gramos de chocolate negro
  • 75 gramos de arroz inflado

Forrar con papel vegetal un molde de 20 cm de lado.

Para hacer la capa blanca, derretir la mantequilla con jarabe de arce y el chocolate blanco troceado. Cuando todo esté líquido, añadir el arroz y remover bien. Verter el arroz chocolateado en el molde y nivelarlo con una cuchara.

Preparar de la misma manera la capa de chocolate negro y volcarla sobre el chocolate blanco, dejando que la parte de arriba quede más bien irregular. Espolvorear con palitos de colores y dejar que se enfríe por completo antes de desmoldar y cortar en cuadraditos.

-------

Bueno Oriol, que te lo pases bien en N.Y., allí es imposible aburrirse.

Yo ya cierro el comedor del blog,¡ lo juro! Y lo que haya hecho de comer hoy, día de navidad, os lo cuento después de 6 de enero. Un beso.

7 comentarios:

Francesca dijo...

Ciao Cannella!
Ancora auguri, non pensavo di trovare una dettagliata descrizione della cena della vigilia: molto carina:)
Ciao!

cannella dijo...

Ciao Francesca! Neanch'io pensavo di scrivere, ma cosa vuoi, la nostalgia degli amici bloggers...scriverò delle altre cosette sul blog spagnolo! Bacioni, hai trascorso bene il natale?

Francesca dijo...

Sì è stato proprio un bello e classico Natale tutto famiglia e parenti stretti. Devo dire che farlo una volta l'anno è piacevole e risveglia o alimenta i legami parentali, che appunto almeno una volta l'anno non fa male!:)
Tu come hai trscorso il tuo Natale? Con Alberto e la sua famiglia?
Un bacione!

cannella dijo...

Noi invece abbiamo fatto il natale tête-à-tête; i miei suoceri fanno grandi riunioni familiari tutto l'anno, per cui l'ambiente familiare non manca mai. Quest'anno avevamo bisogno di stare un po' per conto nostro, anche perché Alberto parte per il Brasile ad impartire un corso subito dopo le feste :((
Son contenta che tu l'abbia trascorso in serenità, questo benedetto Natale!

Melissa CookingDiva dijo...

WOW Canella, que divino y delicioso se ve todo!!! Gracias por compartir con nosotros tu cena de Nochebuena. Abrazos desde Panama :)

Francesca dijo...

Per quanto tempo starà fuori in Brasile?

cannella dijo...

3 settimane, sigh!Sola e abbandonata!