30 junio 2006

GIRANDOLE DI MOZZARELLA


RUEDAS DE MOZZARELLA


La mozzarella me chifla, la comería todos los días. Hasta hace poco, aquí no llegaba la "verdadera" mozzarella, la que viene como una bolita en una bolsita con su suero, así que viajaba hasta el supermercado del Corte Inglés de Valladolid todas las veces que no me podía aguantar las ganas, eran tiempos durísimos... ;-P
En compensación aprendí que existe una cosa dura y seca que se llama "mozzarella danesa"; antes no tenía ni idea de la habilidad de los daneses ¡en la producción de mozzarella! Esta receta se la debo a Maria Giovanna, fue un flechazo cuando la leí en su blog; además de buenísimas son espectaculares de ver y muy rápidas de hacer.


Como tenía ganas de trabajar,
aquí he puesto un pan para hacer sandwiches
y aquí he puesto un postre, una tarta de limón

con pasas.
Feliz fin de semana y cuidado en carretera.







*****
INGREDIENTES:
250 gr de harina
1 cucharada de gluten
100 gr de leche
10 gr de levadura de cerveza
5 gr de azúcar
1 mozzarella
25 gr de mantequilla en pomada
5 gr de sal
unas cucharadas de salsa de tomate (está permitido el uso del denostado tomate frito ;-)))
unas cucharadas de parmesano rallado
un poco de orégano
Tamizar la harina y desmenuzar la mozzarella (mejor en el robot de cocina). Deshacer la levadura en un poco de leche. Trabajar la harina con la mozzarella, añadir el poco de leche con la levadura, la sal, el azúcar y la mantequilla y trabajar hasta obtener una masa homogenea añadiendo la leche poco a poco (es posible que no necesitéis todos los 100 gramos de leche, depende de la harina). Cubrir y dejar que leve durante media hora.
Estirar la masa en forma de rectángulo, untarla con la salsa de tomate, espolvorearla con el parmesano y un poco de orégano y enrollar muy apretadito. Envolver el rollo en papel albal y meterlo en el congelador 15 minutos.
Cortar las ruedas de 1,5 cm de ancho apróximadamente y colocarlas sobre la bandeja del horno forrada con papel vegetal.
Dejar que leven en un sitio caliente una media hora.
Cocer en el horno a 200º hasta que estén doraditas. Servir frías. Es mejor consumirlas en el día, cuando están crujientes.

1 comentario:

Marisa dijo...

!Ya está bien, hombre! A ver cuando pones algo que esté pachucho. Siempre cosas tan ricas, joé. ;-P

Cielo, tienes que cambiar el link de mi blog que aun tienes el antiguo.