07 junio 2007

SFORMATO DI ORZO E VERDURA

PASTEL DE CEBADA Y VERDURAS

Ya hace calor. Ya tengo que sacar el horno de verano. Ya estoy de humor de perro.

****************************
La cebada puede hacer, en muchas recetas, las funciones del arroz. Es refrescante y sabrosa y se presta muy bien a las preparaciones culinarias veraniegas.
Si queréis ver la receta de salsa de ricotta con la que se acompaña este pastel, pinchad aquí, en "Verduras para todos"

Esta receta es de la revista Sale&Pepe de Mayo.

(VERSIONE ITALIANA DISPONIBILE SU POLENTA E MUSSO)

130 de cebada (si es perlada no hace falta remojarla; si es pelada hay que dejarla en remojo una noche)
150 gr de calabacín
150 de zanahoria
100 gr de guisantes
un poco de chalota picada
40 gr de parmesano rallado
60 gr de emmenthal rallado
50 gr de mantequilla
3 huevos
1 clara de huevo
sal y pimienta
aceite de oliva virgen extra
un poco de nuez moscada

Cocer la cebada unos 40-45 minutos hasta que esté tierna.
Mientras, rehogar las verduras cortadas en daditos en la mantequilla, con la chalota picada. Salpimentar y cocer unos 15 minutos a fuego vivo. Apagar y reservar.
Batir los huevos con un poco de sal y reservarlos.
Mezclar la cebada escurrida con las verduras, amalgamar los quesos y añadir los huevos batidos y una pizca de nuez moscada rallada.
Montar a punto de nieve la clara y añadirla a todo lo demás. Verter la mezcla en un molde de plumcake (yo he utilizado uno en silicona) y hornear a 200º unos 45 minutos (probar el punto de cocción con un palillo; si sale limpio el pastel está cocido).

Servir frío con mayonesa o salsa de ricotta

8 comentarios:

Margarida dijo...

Maldita dieta, la mia, que hace que se muy duro leer y admirar tanto bueno.

Pero todo tiene un final...

hebe dijo...

el horno de verano ?? donde lo metes en le patio ??? cuenta nena sou toda oidos ,,, ooohhh
besitos

Marisa dijo...

Te respondo hoy a tu pregunta de ayer sobre si mi apellido salmantino :
Salamanca capital. Mis abuelos paternos vivían al lado de San Marcos, detrás de una gasolinera que hoy en día no sé si existe. Tomaban el vermú dominical en una cafetería llamada La Toscana. Seguro que la iglesia existe, el resto no creo.

cannella dijo...

Margarida,
estoy segura de que este pastel va bien parala dieta...¡aguanta!

Hebe,
ya te pongo el link al horno de verano para que lo veas. Efectivamente lo coloco en el patio, es un hornito que compré de oferta en el Carrefour precisamente para colocarlo fuera.

Marisa,
no te lo vas a creer, allí siguen tanto la gasolinera como el "Toscano"... :-)))

cerise dijo...

Cada vez que miro tu pagina engordo.
Esto del horno de verano me ha gustado, tendre que pensar en algo parecido.

liuia drusilla dijo...

¿Cebada? Aquí me has pillado, es que ni se me había ocurrido cocinar con ella @_@.

cannella dijo...

Cerise,
el horno de verano es un "must have" (qué fisna soy!)

Livia,
entonces mé pregunto...qué se te había ocurrido hacer con ella?
;-DDD

liuia drusilla dijo...

Aaah, viviendo con un cervecero sólo puede tener un destino: un vacho de chevecha que che chube a la cabecha ;).