17 agosto 2007

SHOPPING WITH CANNY IN...Bruselas


Tengo unas amigas todas muy curiosas. Y dónde has comprado esto, y dónde has encontrado esto otro, a ver si me dices de dónde traes eso... Se acabaron las preguntas; voy a hacer pública la lista de mis tiendas favoritas en mis ciudades favoritas. Esto es muy muy pijo y, por lo tanto, muy muy en mi estilo (soy sencilla sólo en reconocerlo). Y yo soy muy muy sencilla al reconocerlo (ja ja ja ja ja).

El único consejo que os doy, es que empecéis con un buen desayuno, porque ir de compra cansa mucho; y como la ciudad de este mes es Bruselas, os sugiero que os metáis 3 ó 4 gofres come dios manda, por ejemplo estos , los originales.


Pinchando sobre las negritas rojas (las letras, quiero decir), se abrirán los enlaces a cada sitio recomendado. Feliz y provechosa lectura.
Lo de ir al norte a comprar aceite no es ninguna tontería; en el norte tienen veneración por algo que ellos no pueden producir, así que no es raro encontrar tiendas como Oliviers & Co. , que ofrecen una selección de aceites desde Chile hasta Italia y España, pasando por Marruecos. Me vuelve loca el aceite aromatizado a la bergamota , pero también la selección de tapenades, salsas y panecillos, muchos de ellos italianos. Y los productos de belleza y las aceiteras para la casa, como éstas:


El pan es mi obsesión y en Bruselas no puedo pasar sin los panes biológicos y la ligera cocina mediterránea de la mesa común de Le Pain Quotidien, una creación del chef y maestro panadero Alain Coumont. Un buen sitio para comprar la crema de untar blanca "Blandice", además de sus originales cuencos para el café y teteras (un sitio en la cocina para un cacharrito más, siempre se encuentra... :-)))

Y de cacharrito en cacharrito, la tienda
Comptoir de Famille para quien ama el estilo country y los jabones de hojas de tomate para la cocina...

Para comer un gofres caliente recién hechos, como debe ser, y no los recalentados de los puestos callejeros, merece la pena madrugar para sentarse en la Grande Place en el café Le roi d'Espagne, un sitio en el que hasta el castellano más castellano se siente como en casa...(el rey en cuestión es Carlos II, que en 1697 fue rey de España y de esa parte de Europa que hoy es Bélgica. Y muy cerca de allí, por la Petite Rue des Bouchers (más íntima que la Rue des Bouchers), es obligatorio comer una olla de moules+frites, mejillones y patatas fritas. Prácticamente todos los restaurantes que forman la Commune Libre de l'Ilôt Sacré son recomendables.

Y el chocolate, ay el chocolate... hay chocolate por todos los lados y todos son buenos... para llevar me gustan los de Filip Martin, que te dan la bolsa isotérmica para transportarlos en condiciones perfectas, y luegos los Neuhaus, que tienen la serie exclusiva de Tintin.

Y los Speculoos, galletas típicas especiadas, hay que comprarlos en la Maison Dandoy, en la Rue Au Beurre 31. Y si al final del viaje os queda todavía algo de sitio en la maleta y queréis comprar algún cacharrito más para la cocina (¡aunque la mayoría de las cosas que venden no caben en una maleta!), echad un vistazo a la tienda Farenheit en la Avenue Louise.

5 comentarios:

Marisa dijo...

¿Espéculos?
:-D

Montse dijo...

Hola Canella, me encanta tu blog y esta visita a Bruselas es muy recomendable . Estuve hace unos años, pero tengo que volver, sobre todo por las tiendas de chocolate.
Hasta otra
Montse

cannella dijo...

Marisa,
galletas muy femeninas ;-DDD

Montse,
siempre es muy recomendable Bruselas! :-)))Besos

Sylvia dijo...

Que lindo viaje, estuve en Brusselas hace un par de años y en efecto todos los chocolates son buenos,los de Neuhaus son mis predilectos.Lastima que cuando fui no tenia tu excelente guia de compras.

Anónimo dijo...

Jaaaaa !!!! vale ya está, ya tengo mis galletas y mis chocolates de la Miason Dandoy, están de muerte !!Canny, al final mes harasviajar a Londres........ lo de Bruselas ya está superado, ahora y despues de algunos años de no haber ido, ya me has hecho entrar ganas de volver.... que peligro !

Besos
Magda