23 junio 2008

LA SEMANA DE LOS ESPAGUETIS EN "LA ZUCCHERIERA", 1: Spaghetti con le olive infornate


(La traduzione in italiano della ricetta è disponibile cliccando qui)


ESPAGUETIS CON ACEITUNAS HORNEADAS


Lo bueno de tener doble patria es que siempre hay una segunda posibilidad, incluso en el fumbo.
Y ahora, que la Eurocopa sea de España.

Esta semana, sólo recetas de espaguetis.
¡Feliz lunes!

Para 4 personas:

320 gr de espaguetis
150 gr de aceitunas negras sin hueso
un poco de ajo picado
una cucharada de perejil picado
aceite de oliva virgen extra
1 guindilla
el zumo de un limón
queso pecorino rallado

Mezclar las aceitunas con un par de cucharadas de aceite, el zumo de limón y el perejil picado;poner todo en una pirófila forrada con papel vegetal y hornear a 180º hasta que las aceitunas estén mustias (o sea, hasta que se pongan como pasas).

Cocer la pasta cuando las aceitunas estén listas y, mientras hierve el agua, dorar muy ligeramente un poco de ajo picado y una guindilla en otras 3 cucharadas de aceite. Añadir las aceitunas horneadas y apagar. Saltear la pasta en la salsa y terminar con pecorino rallado antes de servir.

13 comentarios:

somaral dijo...

Hace años que no tomo los espaguetis de esta manera, bueno no horneaba las aceitunas. Me encantaban, además me recuerdan a mis inicios culinarios...ja,ja.
Esta semana caen.
Gracias por todas tus recetas.
Somaral

Anónimo dijo...

Para mí, semana perfecta. Me está gustando mucho eso de los monográficos. Las recetas sicilianas riquísimas. Un abrazo.Carmen

Anónimo dijo...

chef non rimane un po secca la pasta al piatto? prevedo un bel po di olio....olive taggiasca?
marco
www.chefmarco.splinder.com

gemma dijo...

Me encanta el tema elegido para esta semana!
Pero encuentras olivas negras sin hueso que sean buenas? A mi no me gustan ningunas de las que he probado, les encuentro un sabor raro... En cambio las que tienen hueso (de Aragón) las encuentro buenísimas!
Un beso!

Anónimo dijo...

Hola buen día soy Leiría.

Ya te escribí hace tiempo sobre los términos pasticcio, lasagne, etc. Será deformación profesional, pero hoy te escribo por lo mismo: pirófila (qué gracia cómo la has españolizado, con acento y todo) no existe. Creo yo que el equivalente es fuente para horno, y poco más. El español tiene momentos poco originales, y este es uno de ellos.

De nuevo, gracias por tu blog. Hasta pronto.

Felipe dijo...

Hola Cannella.

Maravillosa receta y grandísima elección el tema de lasemana. Son tantas recetas esperando a las vaciones. Por cierto, si no te gustan las aceitunas negras, puede sustituirse por verdes?.

Sobre el partido, una vergüenza que los aficionados espñoles pitaran el himno nacional italiano. ¿Cuando aprenderemos de una vez a respetar a los demás?.

Un beso.

Qalamana dijo...

Fíjate que los spaghetti son la pasta que más aburrida encuentro: espero cambiar de opinión esta semana :)

Anónimo dijo...

Querida Cannella:

Soy profesor de lengua española y no dejo nunca de sorprenderme por tu excelente dominio de nuestra lengua. Ya quisieran escribir con tanta corrección ortográfica, tanta precisión léxica y tanto dominio sintáctico la décima parte de los hispanoahablantes considerados cultos.
Llevaba tiempo intentando decirte esto, y, al mismo tiempo, queriendo alabar las bondades de tu blog y de tus recetas. Hoy, tras haber leído el comentario de Leiría, me he decidido a hacer ambas cosas al mismo tiempo.
El término"pirófilo" sí existe, aunque no se recoja en el DRAE. Se aplica a las plantas que, como algunas coníferas, resisten bien el fuego y son capaces de rebrotar tras un incendio. Lo que ha hecho Cannella al hablar de la fuente de horno es, por tanto, una ingeniosa traslación metafórica. Es lo mismo que decir que alguien es "dulce", como seguramente es ella misma.
Y en cuanto a lo del fútbol, gracias por tomártelo con tanta deportividad. Es sólo un juego... En el fondo, como diría el cartero de Neruda, es otra "metáfora". No te preocupes, que vuestro equipo es también pirófilo y rebrotará con más fuerza.
Gracias por el blog. Gracias por la dulzura y gracias por cuidar con tanto esmero nuestra hermosa lengua.

Alberto

maral dijo...

Hola:
Hace ya tiempo que sigo este blog. Guardo muchas rectetas y he hecho algunas, la primera la de los "muffins" con ricotta y limón que pasé a mi "familia " italiana y la han hecho en roma con gran éxito de crítica y público.
Si me he decidido a escribir es para decir que yo, española y olé, "tifaba" al 40% por Italia. En el mundial fué al 85% y me costó la incomprensión habitual. Si,lo confieso. No aguanto que me repitan una y otra vez lo del codazo de Tasotti y, que le vamos a hacer, adoro a Pirlo. Enfermedades aparte, solo es un juego y, reconozcámoslo, Italia no lo hizo mejor que España... Siempre hay mas sentimientos futbolísticos divididos de lo que parece.
Al sodo, ehorabuena por el blog. Muchas gracias y sigue así.

eu dijo...

No me gusta el futbol, pero nada.

Me encantan los espaghettis, y me copio la receta, nunca había leído lo de las aceitunas al horno, y además tengo una lata de aceitunas negras de hace siglos sin usar.

Gracias ¡¡

cannella dijo...

Somaral,
las aceitunas horneadas cogen un sabor y una textura especiales...me alegro de que te hayan entrado ganas de volver a hacer esta receta. Un beso.


Carmen,
gracias! Un beso y que tengas una feliz semana.

Chef Marco,
per il mio gusto, no, non rimangono secchi; tra l'olio di cottura delle olive e l'olio per soffriggere l'aglio, vengono succosi...comunque, come tu ben dici, caro il mio chef, c'è sempre la possibilità di aggiungere olio a crudo nel piatto di ognuno. Un abbraccio!

Gemma,
efectivamente hay algunas aceitunas negras que saben bastante "a farmacia"... ;-DDD...pero...confieso...las que estoy utilizando me las acaba de traer mi tía de Toscana. Gracias por haber sugerido las de Aragón con hueso. Un beso grande!

Leiría,
ya te ha contestado Alberto, unos comentarios más abajo del tuyo. Por mi parte sólo quiero añadir que la palabra "blog", que utilizas en tu comentario, tampoco existe en el diccionario de la RAE.

Felipe,
encontrar un comentario tuyo por aquí, siempre me alegra el día...
Nunca he horneado aceitunas verdes, pero...¿por qué no? Si lo intentas y salen buenas, me avisas.
Peor ha sido lo que ha pasado en Milán, donde unos italianos han currado a unos cuantos turistas españoles. De pena. Un besote.

Qalamana,
fíjate que a mí tampoco me decían nada los espaguetis hace unos años...¿será cuestión de edad?
;-DDDDDDDD
Muchos besos

Alberto,
gracias por tu hermoso comentario y por ahorrarme verbosas explicaciones que en este cuaderno de bitácora no vienen a cuento, ya que el hilo conductor de mi trabajo son las recetas. Me gustaría que quien me vista tuviera esto último sempre presente y, sobre todo, se acordara de que está en mi casa.
Un abrazo, y que disfrutemos de España en la final de la Eurocopa.

Maral,
llevo desde el siglo pasado arrastrando esa tremenda culpa del codazo de Tassotti...me he alegrado mucho de que haya pasado España, más que nada porque de lo contrario nadie habría aguantado a mis cuñados y a mi propio marido durante los próximos 25 años...
Es verdad que España lo hizo mejor, las cosas como son, y también reconozco que la mirada estrábica de Pirlo es tremendamente sexy.
Un abrazo y gracias por haber dejado, por un día, de ser lectora silenciosa.

Anónimo dijo...

Hola a todos:

Soy Leiría. Vaya, no pretendía ofender a nadie con el comentario que hice, no pretendía ofenderte, Cannella.

En efecto, nunca había oído el término pirófila usado en cocina, y lo comenté sólo porque sé que pirofila sí que existe en italiano, creo que quiere decir, en esa lengua, fuente para horno. Es por esto que pensé que quizá Cannella se confundía. Nada más... Alberto, Cannella, ¿parece que intento dármelas de sabelotodo por hacer este comentario? Pues no fue esa mi intención, en absoluto.

Cannella escribe, ya que nunca he hablado con ella, un español muy cuidado y esto es algo, lo digo sinceramente, que noté desde el primer momento que descubrí su blog. Comentar algo, de modo amable (así quise yo hacerlo), sobre un término usado en el blog no significaba poner en cuestión cómo usa nadie el español.

No sé qué más decir. Quizá sólo podría añadir que creo que me habéis malinterpretado, y que esto me ha sorprendido y apenado.

De nuevo, felicidades por tu blog.
Y gracias por la aclaración sobre el término blog, Cannella.

Anónimo dijo...

Soy Leiría de nuevo:

Reflexionando sobre el comentario que hice, sólo ahora me doy cuenta de que escribí algo que sí necesitaba aclaración, y pido perdón por haber tenido el descuido de no explicarme bien.

Con "el español tiene momentos poco afortunados y este es uno de ellos" no me refería al español de Cannella, sino a algo bien distinto: entiendo que las lenguas son más ricas si tienen más palabras distintas para referirse a realidades distintas. En el caso de pirofila y fuente ( para horno, refractaria..., no sé) el español sale en desventaja ya que usa un mismo término para referirse a varias realidades y, QUE YO SEPA, en italiano pirofila es sólo recipiente de vidrio para cocinar. ¿No, Cannella?

En todo esto estaba yo pensando cuando hice el comentario. A mí las lenguas me gustan muchísimo, y cualquier momento es bueno para ponerme a pensar en estas cuestiones. Mi error fue no aclararlo, al escribirlo y enviarlo rápidamente, por lo que se entendió mal. Y creíste que te estaba ofendiendo.

No sé si ahora me he explicado, al menos un poco mejor, y lo he aclarado todo a Alberto, que salió justamente en tu defensa, y a ti.

"Intuyo" que el comentario de tu receta de hoy (las personas del mundo mundial que más te gustan que lo saben todo de todo) va referido a mí. Espero que esto sirva para hacerte entender que esa alusión la diriges a la persona equivocada. Yo no soy así. En tanto, procuraré no enviar más comentarios a tu blog, por si acaso. Aunque continuaré leyéndolo, ya que me encanta.

Lo siento.