14 enero 2009

TORTA AI DATTERI

(La traduzione in italiano della ricetta è disponibile cliccando qui)

TARTA DE DÁTILES
Como buena alpina, me he enamorado de la historia de las burras que luchan contra los lobos en la Casa Grande de Xanceda.
Ingredientes:
Para reciclar los restos de frutos secos navideños.
150 gr de mantequilla en pomada
125 gr de azúcar
4 huevos
1 taza (cup americana) de harina de fuerza
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de nuez moscada molida
1 cucharadita de clavo molido
1/2 taza de leche
una pizca de sal
1 cucharadita de azúcar vainillado
1/2 taza (cup americana) de nueces troceadas
1 taza (cup americana) de dátiles remojados en brandy caliente y troceados
Untar con mantequilla y enharinar un molde con cremallera de 26 cm de diámetro.
Batir el azúcar con la mantequilla hasta obtener una crema.
Añadir los huevo, de uno en uno.
Tamizar la harina con las especias, la sal y el azúcar vainillado.
Mezclar la harina con la crema de huevos, añadir los frutos secos, verter la crema en el molde y cocer al horno a 180º unos 45 minutos.
Es una receta del libro "Cake bible", Penguin Books.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Aún recuerdo vividamente el lobo que entró en casa de mi madrina cuando era pequeña (unos seis años creo), era invierno, y el frio y el hambre le llevo a acercarse a la casa...yo, al principio, pensé que era un perro...menos mal que mis padrinos estaban cerca...
Por que, como te comenté una vez, aunque conoci estos yogures gracias a ti, casi todo mi familia es de la zona de Xanceda.
Lobos en esta zona muchos, eso si, no sabia que tuvieramos unas burras tan valientes ;-)
Besos
Maite

salvia dijo...

Hola Cannella!!!! Feliz año 2009!!!!! (llego un post tarde ya lo sé....) lo de la piedra refractaria ya lo tengo apuntado en mi agenda y lo he intentado en un "casa" sin éxito, ha comenzado la "peregrinación en busca de la piedra". Me gustan muchíiiisimo los frutos secos, los dátiles me encantan y tengo (la verdad es que siempre tengo...) así que es posible que caiga esta tarta. Bienvenida de nuevo!!!! Espero que hayas tenido unas estupendas vacaciones!!!! Aunque la Befana y los Reyes no se hayan portado bien contigo..... el año que viene!!! Besotes!!!

Sole dijo...

Hola Canella, y bienvenida por fin has vuelto ¡¡¡¡. Sólo comentarte que te he hejado un regalo en mi blog...mejor que nada, no?
Bicosss

Anónimo dijo...

hasta buona...un po troppo corposa...impasta un pochino la bocca...un vino...bo non saprei...buona con forse il marsala
www.chefmarco.splinder.com

ozu que vichysoisse dijo...

Feliz año guapa, ya era hora de que volvieras ¿no?.Pero bueno ya has vuelto y con ganas a juzgar por la focaccia y por el pastel de datiles, ganas o es mono de seguir con la fiesta.
Oye la tarta de datiles ¿no lleva levadura?
Besos

eu dijo...

Que yogur más rico, vale, ya se que no es lo de la foto, pero es que he seguido el enlace de las burras y me ha hecho gracia ver el yogur de xanceda, mencanta.

Lo probé la primera vez en IKEA, fijate que cosas, y luego lo he encontrado en Alcampo, de los que he probado ecológicos es el que más me gusta, pelín caro, pero un caprichito de vez en cuando ...

Un besote,

cannella dijo...

Maite,
qué experiencia...yo nunca he visto uno de cerca, pero de pequeña, en las montañas, algunos inviernos los oíamos aullar de lejos. Ahora allí no quedan lobos y, sin embargo, aquí hay muchos en muchas zonas. Besos.

Chefmarco,
dovresti assaggiarla prima di dire che impasta la bocca...uomo di poca fede!

Ozú qué vichyssoise,
gracias, feliz año a ti también.
¿Ganas de seguir con la fiesta? Ganas de que se acabe, en todo caso! La tarta no lleva levadura, lleva harina de fuerza y es más bien compacta e hidratada. Besos.

Eu,
qué bueno, no me puedo creer que lo probaras en Ikea! Tengo manía con lo yogures, creo que he probado todos los del mundo mundial (en Italia hay todavía más surtido que aquí), pero con el de la Casa Grande me he parado...a mí manera de ver es el mejor de todos.
Besos!

Anónimo dijo...

Dios mío parece un cuento!!!! Lo de la burra y la vaca claro, aunque cuando mi hermana vea el sábado este pedazo de tarta de dátiles que le voy a preparar dirá lo mismo............jejeje....(es una adicta a los dátiles y a los higos secos).....es que estás en todo Cannella hija mía....

Un beso calentito desde el sur

P.D. Ya te aviso con lo de tu primo, lo dejaremos como medida de choque...;0))))


Águeda

Anónimo dijo...

hola cani:
feliz año nuevo y que bueno que estes de vuelta, ya se te extrañaba.
Un cosa ¿hay alguna forma de hacer la focaccia sin la maquina de pan? es que yo no tengo y hago casi todas tus recetas con mis manitas, pero en esta no tengo claro el orden de los ingredientes. un beso.
clau, salamanca

Zerogluten dijo...

En casa siempre hemos pensado que los burros son animales muy especiales, pero no sabía lo del instinto protector. Es una historia preciosa.
La tarta como siempre impactante, eso sí, calórica un rato, pero taaaaaaaan rica!
Besitos sin gluten

Margot dijo...

Preciosa, he venido varias veces y he visto chiuso(se escribe asi? ) ja ja,
Feliz Año, mandame tu dirección y te mando los dos regalos.
Tengo un magnifico tres en uno que nunca utilizo, con lo cual esta nuevo y esperandote.
Y el segundo es ... caramelos tipicos de la Befana que yo tambien celebro y te los cambio por el carbón.
Que te parece? jajajja.
Besos y besos.
Margot

Penny dijo...

Que delicia Mónica! Tus historias me chiflan!

Petonets.

Rígel dijo...

Hola guapa,

sólo una pregun de amateur... qué le has puesto por encima para que quede tan brillante y apetecible?

A ver si este fin de semana me animo y sorprendo a la family!

Gracias!!

cannella dijo...

Águeda,
te aviso, se necesita para hacer la tarta peldaor profesional de dátiles (los sin hueso no son comparables ;-DDD), pero sé que están surtida :-DDD
Un besote

Clau,
amásala de la forma en la que estés acostumbrada; lo único que puede variar es la cantidad de agua, dependiendo de la capacidad de absorción de tu harina.
Besos

Rígel,
tienes razón, se me olvidó poner (porque tampoco es imprescindible, pero queda más bonita) que la pincelé con un poco de gelatina de albaricoque que me sobraba de un tarro, desleída en una cucharadita de ron. Besos