07 junio 2010

ZABAJÓN IN CROSTATA

Texto y fotos pertenecen al blog http://zuccheriera.blogspot.com

La traduzione in italiano della ricetta è disponibile cliccando QUI

CROSTATA DE SABAYÓN

Me gusta mucho ir de turista por mi ciudad.

Hago como que soy de fuera, extranjera, guiri en mi casa. Llevo la cámara colgada del cuello y saco fotos de lo que me gusta, de lo que no, de lo que echo de menos, de lo nuevo (la blanquísima, recien restaurada
cappella dell'arca; el tram que se desliza por el centro silencioso y sinuoso y no deja nunca de sorprenderme)y de lo viejo.

Me emociono (en el
patio antiguo del Bo', sede histórica de mi universidad) y me enfado un poco (delante de las tristes galletas en bolsitas de plástico que nos sirven en el Pedrocchi) , me río con mi comadre del estrés que le provoca a mi hispánico consorte el trajín al que lo someto...y me lo zampo todo, pero todotodo...los pasteles de Graziati, los helados de Grom, los tramezzini de Ruzza...
Sí, lo sé, soy un tormento. Un tormento paduano.

Feliz semana,
Cannella



El zabaione (zabajón en véneto) es una crema fina de huevos, azúcar y licor, de gran aporte energético.


En mi casa, en época de exámenes, el zabajón de mi abuela era todo un clásico; me pregunto si alguna vez en su vida mi abuela se habrá planteado la existencia del nivel de colesterol...

El origen de esta palabra se desconoce (hay quien dice que en las costas dálmatas, antiguos territorios de la Serenissima, había algo parecido llamado zabaja y que los venecianos lo importaron y difundieron por todo el norte de Italia. En realidad es muy posible que se trate tan sólo de una voz onomatopéyica), pero la receta está muy presente en todo el Véneto. El zabaione se suele tomar templado, acompañado de las típicas galletas finas y tostadas de Venecia, los baícoli.
El zabaione es también la especialidad del histórico café Pedrocchi, en Padua, que en la carta se encuentra bajo el nombre de zabaione Stendhal.


La receta de hoy nace de la nostalgia y de un pequeño disgusto; nada de lo que probé hace unos días en el Pedrocchi me gustó y tengo un encuentro pendiente con el director del establecimiento en mi próxima visita, para que me explique algunas cosillas. Si, mientras tanto, pasáis por allí, tenéis dos opciones: entrar, pedir y luego contarme qué os ha parecido; entrar, sacar fotos y salir por el otro lado. Y decir que os mando yo ;-PPP .

De vuelta a casa me hice un zabaione con la receta de la abuela; parte me lo comí a cucharadas recien hecho y parte lo puse sobre un lecho de baícoli , chocolate y masa quebrada. Y se me pasaron los disgustos, de todo tipo.

Para la masa quebrada:
240 gr de harina de repostería
165 gr de mantequilla fría
75 gr de azúcar glass
una pizca de sal
una pizca de canela en polvo
la piel rallada de un limón
2 yemas de huevo

Amasar rápidamente, estirar las tres cuartas partes de la masa para cubrir un molde redondo de unos 28 cm de diámetro (utilizar dos hojas de papel vegetal para que la masa no se pegue al rodillo); con el resto de la masa formar un rectángulo para luego sacar las tiras con las que decorar la tarta. Dejar reposar todo en el frigorífico durante una hora por lo menos. Mientras, preparar el zabaione con:

6 yemas de huevo (huevos biológicos fresquísimos, a ser posible)
10 cucharadas de azúcar
una pizca de canela en polvo
una pizquita de sal
230 ml de licor Marsala dulce (de venta en el Corte Inglés) o, en su defecto, de vino licoroso dulce al gusto

Batir las yemas con el azúcar, hasta obtener una espuma pálida. Añadir la canela y, poco a poco, el Marsala. Verter la mezca en una cazuela alta, con el fondo grueso y ponerla a fuego moderado, sin dejar de remover. Cocer durante 20 minutos, procurando que la crema nunca hierva (será preciso bajar paulatinamente la llama durante la cocción). Cuando la crema esté densa y espumosa, quitarla del fuego, añadirle una pizquita de sal y dejar enfriar.

Para componer la crostata:

galletas baícoli desmenuzadas, o galletas secas al gusto
tabletas de chocolate con leche

Sacar del frigorífico la base de masa quebrada y agujerearla con las puntas de un tenedor.
Espolvorear la base de masa con las galletas desmenuzadas y añadir tiras finas de chocolate con leche. Terminar con el zabaione. Nivelar la crema con una espátula y decorar la crostata con tiras de masa (sobre cómo hacer una crostata ver el índice de mi blog de los postres) y hornear a 180º, en la parte baja del horno, con calor arriba y abajo, hasta que la tarta esté dorada.
Servir templada.

15 comentarios:

Qalamana dijo...

Qué bonita tu ciudad, me ha encantado tu universidad :) Que disfrutes!

graziella dijo...

Il test del " biscoto fiapo" del Pedrocchi è toccato a me, precisiamolo!!!
Mi sono immolata per la causa!!

E' stato bello partecipare alla tua emozione di rivedere la tua città, i tuoi occhi brillavano!

Per il prossimo giro di visita-shopping si necessita di un'intera crostata allo zabaione è un'impresa per fisici allenati!!!
Porta il cestino del pic-nic!!!

I commenti sulla foto in privato!! Te tiro e recie!!!:-)

jose manuel dijo...

Que maravilla de dulce, se ve delicioso. Y por supuesto tu ciudad que voy a decir. Un saludo

Lolah dijo...

Qué bonitas la fotos de Padova...Ya quiero ir!
Seguro que a pesar de los pequeños disgustos has disfrutado muchísimo del viaje...tienes razón, eres un tormento divertido y entrañable, seguro que a A no le cuesta nada soportarte.
El zabayon me encanta, aunque tengo pendiente comprar una botellica de Marsala y la crostata tiene una pinta buenísima!
Un besazo.

jl dijo...

¡Cómo se te echaba de menos!

¡Y qué fantástica la capilla que le dedicaron tus conciudadanos a Fernando de Bulhões!

Sobre el zabaione, aunque supongo que ya lo conoces, http://www.etimo.it/?term=zabaione&find=Cerca

Estamos renovando Compostela para tu visita...bueno, también para la del Papa, pero tu vienes primero.
jl

Akane dijo...

Yo a veces también voy por Murcia con mi cámara al cuello, mi camiseta de Suiza y mezclándome con los turistas :P
Tengo unas ganas de visitar tu tierra, siempre que nos enseñas o cuentas cosas de ella me da una envidia... y envidia me da esa costrata! Qué rico el zabajón, con el licor dulce... quitapenas asegurado.

Un abrazo

Mar dijo...

Me encanta la receta (tengo que hacerla, por supuesto) y me encantan tus historias, como siempre.
Un saludo.
Mar, de los Sabores Perdidos.

fargopatt dijo...

joooooooo ya sabes que soy incondicional de tus recetas, aunque pusieras berenjenas todos los días..jajajaj pero es que hoy me ha hecho salibar de manera incontrolada!!! madre mía la pinta que tiene!!!
eso si.... tus historias me tranquilizan, porque me gustan y me interesan.. y nos lo cuentas todo tan bien, que si escribieses una tesis sobre las amebas seguro que también me parecía interesante..jajajja
mil besos wapa

Sylvia dijo...

Siempre me las doy de turista en mi ciudad tambies. Siempre hay cosas que cambian.
Me encanta el sabaion y me lo como a cucharadas. me gusto esa version en tarta
Besos

Anna Mayer dijo...

Hablando ayer con un amigo y colega blogger de la receta de los "Crostoli", me preguntaba - "Dónde la vi? No recuerdo si en tu blog o en el de Zuccheriera - ya sabes, entre italianas me confundo".

Y la verdad, es gracioso: años y años leyendo y ahora publicando, y nunca te he dejado ni un saludo. Somos casi vecinas, además - en Italia: yo de Pordenone y Venecia. En España, estamos algo más lejos, ya que estoy en Sevilla.

Así que aquí lo tienes: un saludo y una enhorabuena, es siempre un placer leer otras recetas italianas (y tan bien hechas), aquí.

Anna

Yaiza dijo...

Monica!

No sabia que habias ido a Padova (ciudad italiana pendiente), yo ahora mismo estoy en el muy adorado Torino he hecho el examen de italiano y en breve me voy a cenar y pasear :)

Un besote grande grande

marco dijo...

sicuramente un buon moscato d'asti con questa meraviglia

Lolah dijo...

Y tu no le habrás salido a la nonna?
Menuda pinta tienen esas crespelle con pesto y esos hinojos del fraile!
Un besazo.

silvia dijo...

mi sono mangiata le dita. e non sono arrivata oltre perchè non avrei risolto niente. con occhi estasiati vi guardo. imparerò a conoscere le città che non conosco. come voi

Anónimo dijo...

Creo que nunca te he dejado un comentario, a pesar de que sigo tu blog tanto por las maravillosas recetas que pones como por las estupendas historias que cuentas y el humor que gastas. Esta vez he querido ¡por fin! felicitarte por escrito y dejarte una web que he encontrado donde aparece la receta para hacer las galletas baícoli... ¡si es que consigues entender la traducción!
http://www.articlegarden.com/es/Article/Discover-the-Secrets-of-Traditional-Venetian-Cookies-with-Organic-Food-Baking-Recipes/98151
Muchas gracias por todas tus recetas y crónicas italianas, son un gustazo ;)
Lola.