10 enero 2011

GLI ARANCINI DI RISO
alla siciliana

Texto y foto pertenecen al blog http://zuccheriera.blogspot.com


Traduzione in italiano della ricetta QUI

Bolitas de arroz rellenas de carne, a la siciliana

Espero que nadie haya hecho el triste e inútil propósito de ponerse a dieta con el nuevo año, porque voy a sacar la artillería pesada.

Feliz 2011, por fin libre de humos.
(Donde hay comida, no puede haber tabaco, ça va sans dire)

Cannella
La costumbre de comer arroz con carne y azafrán, en el sur de Italia se debe a los árabes. Es sin embargo un invento siciliano empanar juntos estos ingredientes y freírlos. Parece ser que Federico II era goloso de este plato y, para podérselo llevar de viaje y de caza sin que se estropeara, sus cocineros decidieron empanarlo.

Para 10 arancini*:

250 gr de arroz
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
50 gr de cebolla, muy bien picada
100 gr de menudillos de pollo (yo no se los echo porque no me gustan)
250 gr de carne picada de ternera
200 gr guisantes
200 gr de passata de tomate (en Leclerc o Carrefour o hecha en casa, siguiendo la receta de este blog)
caldo vegetal
un manojito de perejil
2 pencas de apio
azfrán
60 gr de mantequilla
50 gr de parmesano rallado
1 huevo, para condimentar el arroz, más otro grande para el rebozado (ó 2 pequeños)
1 bola de mozzarella, muy bien escurrida y cortada en daditos
harina y pan rallado, para rebozar
aceite para freír
sal y pimienta

Dorar ligeramente la cebolla en el aceite. Añadir el apio y la carne; sofreír unos minutos, bañar con una taza abundante de caldo caliente, añadir la passata, el perejil picado, salpimentar y dejar espesar la salsa a fuego lento. Se tarda por lo menos una hora, la salsa no tiene que tener nada de líquido.

Poner a cocer el arroz en abundante agua salada con unas cuantas hebras de azafrán. Escurrirlo al dente y condimentarlo enseguida con la mantequilla, un huevo y el parmesano. Dejar que se enfríe y dividirlo en 10 montoncitos iguales.

Formar una bola de arroz entre las manos, insertar en el medio una cucharada de salsa de carne y un dado de mozzarella, apretar bien y pasar cada bola por harina, huevo y pan rallado. Freír en abundante aceite caliente y servir enseguida.

Se comen mucho en fin de año.
*La dosis de arroz es exacta, mientras que la de la salsa es muy abundante. Lo hago así porque puedo congelar parte de la salsa para hacer más arancini en otro momento (en cocer el arroz no se tarda nada) y utilizar otra parte para condimentar un plato de pasta, como si fuera un ragù.

14 comentarios:

Rosaleda dijo...

Deliciosas.

Se parecen mucho a unas croquetas de arroz que suelo hacer.

Besos

Yaiza dijo...

Que bueno Canny!!
Te mando esta tarde un mail con info de mis nuevos proyectos.

Besotes bien grandes y te deseo un felicisimo 2011

graziella dijo...

Appunto!!! Come si fa a stare a dieta se ci sono tante bontà che mi aspettano???? ;-))))

ROCIO dijo...

Bueníiiiisimos, tienen una pinta estupenda, se me ha hecho la boca agua. Felicidades, un beso.

ROCIO dijo...

Gracias por tu visita, me ha hecho mucha ilusión, soy seguidora tuya desde 2008, de hecho tengo tu blog en la lista de los que sigo habitualmente desde que empecé el mio. Me encanta todo lo que haces. Un abrazo guapa.

Akane dijo...

"Triste e inútil", la mejor descripción que he leído del propósito de la dieta :D Yo obviamente, ni pienso proponérmelo!

Me encanta la historia detrás de esta receta, con su mezcla de tradiciones. Y me encanta la receta en sí misma, por supuesto.

Un abrazo y feliz 2011!

manel dijo...

muchísimas gracias, cannella, no sabes como te agradezco la receta. soy gran fan de andrea camilleri y de su personaje más conocido, el comisario montalbano. tal vez hayas leído alguna de sus obras y sabrás que tiene una asistenta que le prepara la comida y que, entre otras delícias (a través de él me enamoré de la caponata) en las ocasiones especiales, le prepara arancini,
un beso, y muy feliz año!

manel dijo...

gracias por el ofrecimiento, pero lo que me gustaría es que tradujeran el libro de recetas favoritas de montalbano, que no sabía que existía. si no lo traducen, que no sería una mala idea, en cuanto tenga ocasión me lo compro aunque sea en italiano. seguramente es un libro delicioso, como el que publicó años atrás vázquez montalbán con las recetas de las diferentes novelas de carvalho.
por lo que respecta a la receta de los arancini, provaré la tuya y si no me sale te pido la de adelina. y sí, recuerdo que los comían por fin de año, porque así se tradujo precisamente aquel cuento y todo el libro: 'la nochevieja de montalbano'. pero también aparecen en otras novelas, ya lo buscaré.
un besote.

Marisa Beato dijo...

Pos yo sí estoy a dieta, pero siempre se puede coger la pértiga.....
;-)
Besos

Lolah dijo...

Yo no quiero ponerme a dieta, pero es que no sabes cómo me he puesto en estos últimos meses!
En fin, mientras me lo pienso no estaría de más probar estas arancini tan apetitosas.
Un besazo.

fargopatt dijo...

te voy a perdonar que nos hagas esto sólo por una razón... porque la operación bikini nos da una tregua todavía..ajjajjaj
besos wapa

Laura dijo...

OH, CANELLA CÓMO TE QUIERO!!

Soy una embarazada que tiene antojos de comida italiana y sobre todo de arancini, así que cuando he visto la receta me he emocionado un montón. Por fin puedo hacerlas (intentarlo al menos) y no tengo que esperar a que me las traigan los amigos XD No parecen muy complicadas pero no sabía que tuvieran tanto trabajo.

Voy a seguir cotilleando tu blog.

Besos!

Marta Santos dijo...

Ummmmmmmmm :) cuando viví en Italia era adicta a las arancini... :) y eso que yo vivía en Bolgona... pero tenía un sitio cerquita de mi casa de unos sicilianos que las hacían divinas...
en mi viaje a Sicilia creo que básicamente me alimenté de arancini bolognesa, di prosciutto e mozzarella y las de spinaci!!!!
No se si puedo probarlas y no volverme adicta de nuevo ;)

Me chiflan tus recetas!!! :D .... mi manca l'Italia!!

Chari dijo...

Què listo Federico¡¡¡¡¡ su plato favorito en version fast food ;)))),
sabes que es lo mejor de estar a dieta? pues saltartela de vez en cuando con una receta de las tuyas.
besos wapa