07 noviembre 2011

La focaccia col rosmarino dentro
e le patatine croccanti con un po' di cipolla

Texto y fotos pertenecen al blog "La Zuccheriera"



La traduzione in italiano della ricetta QUI

La focaccia con el romero dentro y las patatas crujientes, con un poco de cebolla 


Éste ha sido el verano en que me he enamorado hasta los huesos. 


De Urueña, de sus libros, sus libreros, sus murallas, sus tejados para gatos en celos y su olor a pan recien horneado. De su miel de salvia de los montes Torozos y sus vistas a la Tierra de Campos. De ese libro de Truffaut en versión original que me falta, que encontré y que tuve que dejar para cuando realmente necesite (más) mimos.

De ese día de agosto, de viento seco y fuerte, que me sacudía con ganas los mil pensamientos ya de por sí revueltos que habían viajado conmigo desde mucho más lejos que Salamanca.
Fui, volví y volveré. A por ese libro (también).


Para quien no pueda viajar hasta Urueña, la cita de Los navegantes del palomar es todos los días en "La taberna del librero"


PS1:Mi otra parte de la historia de Truffaut, en italiano, AQUÍY mi  granito de revolución de hoy, AQUÍ.
PS2: He publicado aquí un pan de cuajada y miel.


Un abrazo de lunes, para Génova sobre todo.
Cannella




Para los que me echaban de menos como panadera, una versión my way de la genovese (muchas otras recetas en el archivo del blog del pan).
Medidas en cups (esta vez me ha salido así)

Para la masa de la focaccia:
25 gramos de levadura tipo Levital
1 y 1/2 cups de agua templada
1 cucharadita de azúcar
1 y 1/2 cucharaditas de sal
4 cups y 1/2 di harina común
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 ramitas de romero hermosas y frescas, cortadas muy finas con las tijeras

Desleír la levadura en el agua.

Amasar con cuidado todos los ingredientes y  dejar reposar la masa 8 horas en el frigorífico.


Sacar la masa del frigo, practicar una tanda de pliegues tipo "C" (ver técnica en el blog del pan) y estirarla dentro de una bandeja forrada con papel vegetal untado de aceite.
Estirar la masa poco a poco, después de haberla untado en superficie con un par de cucharadas de aceite, dejándola reposar 10 minutos entre un estiramiento y otro. Apretar con los dedos delicadamente sobre la masa, sin romperla pero tocando el fondo de la bandeja, para formar los clásicos hoyos. Dejarla leudar hasta que casi doble de volumen y forme burbujas.
Mientras, preparar la cobertura con:

dos patatas pequeñas, cocidas al vapor no más de 20 minutos y cortadas en láminas finas
una pizca de cebolla cortada casi transparente
un par de cucharadas de aceite
sal (poca)
cristales de sal o sal gorda

Dorar muy ligeramente la cebolla en el aceite. Añadir las patatas y dejar que cojan sabor a fuego lento, 5-6 minutos. Salar ligeramente, tapar y apagar. Dejar que las patatas reposen en la sartén hasta que la focaccia alcance el leudado.

Vaporizar la focaccia con agua templada y colocar delicadamente sobre ella las patatas con su aceite y cebolla. Terminar con la sal gorda y, eventualmente, con más romero.

Calentar el horno a 230º (calor arriba y abajo) con la piedra refractaria. Con la ayuda de una pala para horno (o de un cartón), recoger la focaccia con el papel vegetal y todo y depositarla sobre la piedra refractaria. Cocer a 230º durante diez minutos, luego quitar rápidamente el papel vegetal de debajo de la focaccia, bajar la temperatura del horno a 220º y terminar la cocción, hasta que la focaccia esté dorada.

Esta focaccia es mejor consumirla en el día y evitar congelarla.




14 comentarios:

graziella dijo...

Meraviglia delle meraviglie!!!
Lo sai che te la rubo vero????

Akane dijo...

Aquí otra enamorada de Truffaut, de su cine, de su libro, y de Hitchcock :) (el enamoramiento también surgió un verano). Tomo nota de Urueña para una futura visita, parece un lugar fantástico...

Qué deliciosa focaccia! La primera que yo hice también la aromaticé con ramitas de romero frescas, dan un aroma sensacional.

Un abrazo

Victoria dijo...

Todo el que ama los libros se enamora de Urueña... cuando he leído tu post me he recordado paseando por sus calles, picoteando entre sus librerías.

También me enamoré de Urueña una tarde de verano.

Tú receta se vé deliciosa.

Un beso. Vivi.

Ajonjoli dijo...

Canny, ¿también te gusta Truffaut? dios, es que somos almas gemelas!! jajaja
Ayyy esa focaccia, qué buena pinta tiene, recién hecha. Aún no he hecho ninguna con patata, tengo que probarla.

Lolah dijo...

Qué pena que Urueña me pille tan lejos! Aquí ya no quedan librerías, tan solo algunas tiendas de libros...
Hay que ver lo prolífica que estás últimamente...me encanta tu lado revolucionario!
Un besazo, cara.

Lolah dijo...

Ahhh! La focaccia me parece prodigiosa!

ROCIO dijo...

Una focaccia espectacular, tiene que estar deliciosa. Me encanta este tipo de pan y viniendo de tí seguro que sale perfecto.
Un besito.

Roser dijo...

Pues yo tampoco he hecho ninguna focaccia con patata. Esta me parece sensacional.
Besos

BakeOrDie dijo...

Me encantan las focaccias! Las he hecho en dos ocasiones y siempre me han parecido geniales así que dejo tu receta en pendientes de hacer :)
Un saludo!

jl dijo...

Urueña es desde hace muchos años parada obligada para algunos que desde Compostela pasamos por su vera, la ex nacional VI.Y los libros, que vienen de editoriales raras, rarísimas, pero que dan el sabor de aquella maravillosa tierra...sin olvidar sus músicas, ecos del entrañable Agustín Díaz.
jl

Anónimo dijo...

Mis felicitaciones por la caída del Berlusca, ya puedes volver tranquila a tu tierra. Si nos alegramos los españoles y nos pilla más lejos, me imagino que estás tan feliz que no acabas de creértelo.

LaCaro dijo...

¡¡¡Tantissimi complimenti, Monica!!!
Mi chico y yo sufrimos a ese... ese... ¡a ese! durante 6 meses y no sabes lo que nos alegramos. Me imagino cómo estaréis vosotros, puf, la leche.
En fin, el futuro será mejor, seguro.
Besos enormes

Monica Bedana dijo...

Gracias anónimo y LaCaro, me hacen una ilusión tremenda vuestros comentarios pero para mí es un momento amargo porque Silvio no se va echado a patadas por los ciudadanos que hacen funcionar la democracia, sino expulsado por la Merkel y los mercados.
Cúanto os envidio vuestras elecciones, sean como sean...
Un abrazo.

LaCaro dijo...

Ya, te entiendo el regusto agridulce. Ahora hay que echar a patadas a Merkozy y al resto... bueno, al menos, seguir intentándolo... quizás no se consiga peeero...

"Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.
¿Para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para caminar."
Eduardo Galeano @_^

Disfruta del domingo. MUA