13 noviembre 2011

Ferri di cavallo
para celebrar que este blog es CO2 neutral

Texto y foto pertenecen al blog "La Zuccheriera"




La traduzione in italiano della ricetta QUI

Herraduras

Vengo de un país en el que producimos escorias muy duras de eliminar. Por este motivo me sumo con especial entusiasmo a la iniciativa de Geniale para que mi blog sea de impacto cero y ellos, platando un árbol para La Zuccheriera, anulen el dióxido de carbono producido por mi blog. Y os invito a que hagáis lo mismo; toda la información la encontraréis pinchando las palabras en negrita de este post.



Y ahora que en mi país la escoria ha sido eliminada por la presión de los mercados, lo que necesitamos los italianos es un montón de suerte para el futuro, hay que agarrarse de donde se pueda para salir del hoyo: valen los tradicionales cuernos napolitanos (que nada tienen que ver con nuestro presidente de la República), vale tocar madera o hierro, según las creencias, vale agarrarse de los cojones y valen las herraduras...sobre todo si se pueden comer. Es una receta de mis montañas.


Feliz y democrático comienzo de semana...sobre todo para vosotros que tenéis elecciones.
Abrazos revolucionarios,
Cannella


Para 10 ferri di cavallo o herraduras:

500 gramos de harina común
160 gramos de azúcar
250 gramos de mantequilla en pomada
3 huevos pequeños (ó 2 grandes) + 1 yema  para pincelar
20 gramos de levadura fresca de panadería, tipo Levital
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de miel
las semillas de una baya de vainilla

Hacer una biga con 50 gramos de harina, la miel, la levadura desmigajada y poca leche templada, la necesaria hasta formar una bolita compacta. Ponerla en un cuenco, tapada con celofán, en un lugar cálido, y dejar que doble de volumen.



Mezclar la harina con la vainilla y la sal. Batir ligeremente los huevos e ir incorporando la harina, luego la biga (rompiéndola en cachitos) y, por último y poco a poco, la mantequilla. Amasar con energía, en este caso es útil el método Bertinet 
Cuando tengáis una masa lisa y homogénea, se le da forma de bola y se deja toda la noche en el frigorífico, en un tupper.


Al día siguiente se estira la masa en forma rectangular y se le aplica una  tanda de pliegues tipo "c" (ver técnica en mi blog del pan). Se corta la masa en 10 partes iguales y a cada trozo se le da otro pliegue tipo "c"y se estira un poco, hasta obtener un cilindro. Se forma la herradura y se pone a leudar sobre la bandeja del horno, forrada con papel vegetal, en un sitio cálido, hasta que CASI doble de volumen (cuidado de no pasarse con el leudado).


Se pincela suavemente con la yema de huevo diluida en poca nata o leche, se espolvorea abundantemente con azúcar y se hornea a 190º, calor arriba y abajo, unos 15-18 minutos.
Aptos para congelar.

11 comentarios:

Akane dijo...

Uy uy, qué cosa más rica. Con esa forma tan bonita es imposible no mojarlas en café o chocolate calentito!

Me alegro un montón de que por fin os hayáis librado de ese montón de escoria (nunca mejor dicho), y claro que sí, os deseo muchísima suerte, de la buena, para el futuro. A ver si en España también limpiamos un poco la casa, aunque no sé si lo haremos con los productos adecuados...

Y voy a enterarme bien de la iniciativa de blog de impacto cero, me ha gustado mucho!

Un abrazo

Ana_Partimecook dijo...

Cuando vi la noticia, me acordé de ti y todos tus años de indignación, ¡enhorabuena! Y sí... mucha suerte para Italia (hornear una herradura me parece muy acertado ;))

Un beso

merche dijo...

Felicidades,,,,,,,,,,ves con el tiempo el tiempo a todos nos pone en nuestro sitio, mas tarde o mas temprano, ahora lo que toca es hacer las cosas bien (cosa dificil en estos momentos).
Un abarazo

Lolah dijo...

Qué pena que algo tan deseado como librarse de ese nefasto personaje deje el regusto amargo de que no haya sido por los votos, sino por la presión de algo tan poco democrático como los mercados.
Todos vamos a necesitar mucha suerte, los tiempos que corren no son nada prometedores...
Un baccione, cara...in bocca al lupo!

jl dijo...

Te veo respirar un aire más frequito que se te nota en los ojitos...bueno, en los ojitos de tantos indignados romanos...Enhorabuena!
jl desde Compostela

Teba dijo...

Me la apunto.
Me parece que esa combinación de ingredientes es buenísima. Seguro que las probaré y me acordaré de ti.
Mucha forza!!

Eli dijo...

Tanti auguri a tutti gli italiani! Éstas son herraduras de caballo para llamar a la buena suerte, pero también para correr más ligeros libres de un gran peso.
¡Besos!

marco dijo...

cosa è un ferro di cavallo?:) porta fortuna mhhh

Eva Maria dijo...

Hola, una pregunta tonta....el acabado del ferro di cavallo es como un bizcocho esponjoso o más bien como un hojaldre?. Lo pregunto porque he tratado de hacerlo y el resultado no sé si es el correcto...en la foto me da la sensación de que es un bollo esponjoso mientras que a mi me han salido más bien como si fueran una pastita hojaldrada...
Muchas gracias por todo!

Monica Bedana dijo...

Eva María,
no es ninguna pregunta tonta, tendría que haberlo especificado en la receta. Es un bollo hojaldrado casi como un cruasán, algo más compacto.
¡Espero que te haya gustado!
Un abrazo,
Monica

Eva Maria dijo...

Ah! Muchas gracias Mónica! Qué susto! Llevo todo el día preguntándome donde he metido la pata, porque si...me quedaba compacto y creia que o no lo había amasado lo suficiente o me habia pasado con el horno o algo...
Si que me ha gustado, muchas gracias! De hecho...me han salido 21 unidades y ya se han comido más de la mitad en casa.
He de agradecerte un montón tu esfuerzo con el blog...gracias a tí aprendo a cocinar...^^
Besos!