04 julio 2012

Gli spaghetti con le sarde, decisamente Bedana

Texto y fotos pertenecen al blog La Zuccheriera

Vita e blog che corrono e si rincorrono. Perché separare le emozioni dallo scrivere pubblicamente ed il cucinare... Non trovo ubicazione migliore al fiume in piena che sono. Ora che affiora il passato quando pensavo disperata di averlo perso. Questi sono molto più di spaghetti con le sarde. E' la genetica che ho tentato inutilmente di addomesticare. Ricetta, qui.

Los espaguetis con sardinas, decididamente Bedana

Me salen a borbotones la forma de tomarme la vida y este blog.
No encuentro ubicación mejor, más directa y eficaz, para los sentimientos. Porque sabemos muy bien que ya no es solo cuestión de macarrones sin chorizo. Éste es el consultorio de Elena Francis, me explicó el otro día un querido amigo. La diferencia está en que yo existo de verdad y tengo que vivir.
Así que aprovecho este medio y vuestra paciencia y en los últimos tiempos os lleno de fotos, de recuerdos y de mensajes que vuelan más allá del Pirineo y de los Alpes, llegan al Sena y hasta cruzan el Canal de la Mancha. Y por aquí se reparten entre Sevilla y Zaragoza, pasando por León y Bilbao, rozando Santiago y esparciendo de forma inmediata mis humores. Y silenciosamente le cuentan a alguien, que una noche me tomó el pulso sin que me enterara, que ese pulso sigue latiendo con fuerza y ya sin miedo.

He estado años buscando el pasado y un día, cuando ya no lo esperaba, ha vuelto a aparecer en un cajon.
Aquí están esos genes que he intentado sin éxito domesticar durante mucho tiempo. Esa mirada cortante que a veces no sé remediar. El apellido con todas las letras, que me ha costado asumir y que por fin llevo sin cocear y sin angustias.

Le pongo música: ella cantaba antes de que yo naciera, luego lo dejó y 42 años después ha vuelto a hacerlo por el terremoto en Emilia.
Le nubi sono già più in là, las nubes ya se alejan.

Besos a borbotones,
Mo'

Mi padre, Davide Senior Bedana, a lo Clint Eastwood en Pola, Croacia, en 1982. Él estaba convencido de que una mujer, para tener éxito en la vida, tenía que saber idiomas, disparar, bailar el tango y cocinar. Así me hizo ciudadana del mundo. No llegó jamás a probar mi cocina; todo lo demás de la lista sin embargo se me dio bastante bien ;-)))
La Bedana Iunior le salió con el sexo equivocado. De ser varón hubiera sido perfecta. Compartíamos sombreros, relojes y camisas. Nos robábamos las plumas. Y siempre hasta el final nos dijimos las cosas claras, de hombre a hombre.
Aquí en 1987, en uno de los muchos veranos felices en Canove.

La receta
No se trata de los espaguetis con sardinas, hinojo salvaje, azafrán, cebolla, pasas y piñones típicos de Sicilia. Ésta es una versión bastarda de mi casa, uno de los primeros platos favoritos de mi padre. "Bastardas" se les llama a las recetas de espaguetis con sardinas que no son "blancas", es decir, que llevan tomate.
He utilizado sardinas en lata, de una marca "bio" que me gusta mucho, Pan do Mar. Si quereis utilizar sardinas frescas hay que añadirlas, limpias y troceadas, al tomate desde el principio.

Para 2 personas:
200 gramos de espaguetis de sémola de trigo duro
3 tomates maduros, troceados
1 lata de sardinas en aceite, bien escurridas y troceadas
media cebollita francesa, cortada muy muy fina
aceite de oliva virgen extra
vino blanco seco
azúcar moreno de caña
sal
pimienta blanca
orégano
parmesano (solidario)

En un dedo de agua dejar que la cebolla pierda el gas a fuego alegre. Cuando el agua se haya evaporado casi del todo, añadir un chorro de aceite y dejar que la cebolla se ponga transparente. Añadir el tomate, espolvorearlo son sal y una cucharadita bien llena de azúcar moreno de caña. Dejar que el tomate pierda el agua y se caramelice con la cebolla. Añadir las sardinas troceadas, un chorro de vino blanco, orégano, pimienta blanca. Dejar evaporar el vino y mantecar la salsa ligeramente con un poco de parmesano rallado.
Saltear los espaguetis en la salsa y servir.

11 comentarios:

Laura dijo...

uuuoooo!!! qué fotos más bonitas! vaya par de Clint, jejeje.

Monica Bedana dijo...

Laura,
las veo y me parece que los dos estamos a punto de sacar una pistola y hacer una matanza...auténtico spaghetti western!
Un beso

Anónimo dijo...

Me falta saber si bailas el tango y disparas ;) Lo que ya sé es que da gusto leerte, escribas de cocina, de fútbol o del tema que sea.

Jesús

Monica Bedana dijo...

Jesús,
a disparar fue lo primero que mi padre me enseñó, por supuesto; con 6 años cazaba mis primeras liebres. El tango a los 18. La cocina lo último, después de los 35. Por eso todavía estoy un poco verde en este asunto. Los idiomas, entretanto.
Gracias, no sabes cuánto, por leerme.

Akane dijo...

Utilizar el blog como bálsamo mental y espiritual es una de las mejores relaciones que se puede tener con un blog. Yo aprendí a hacerlo también de forma gradual, sin darme cuenta... Y ahora lo necesito cada cierto tiempo.
Gracias mil como siempre por compartir tantas cosas con nosotros, de tu tierra, de tu familia, y no sólo hablo de las recetas.
Me encantan las dos fotos de hoy, tu señor padre y su hija tan bella! Si es que parecen fotos de revista. Guapísima siempre, ya de jovencita.

Debería animarme a hacer esta receta, mi suegra no deja de decirme que coma más hidratos de carbono y más pescado azul... :)

Un abrazo

Monica Bedana dijo...

Akane,
sin que sirva de precedente...tu suegra tiene razón! ;-DDD
Yo también he aprendido la terapia de forma gradual y sin darme cuenta. A mí me viene bien, a los lectores no sé...
Un beso

Anónimo dijo...

Eres bellisima, en todos los aspectos

Monica Bedana dijo...

Anónimo........
http://www.youtube.com/watch?v=OTK7wCIveaw
el link me lo ha pasado Roberto Saviano, que lo disfrutes.

jl dijo...

Muchas gracias al sr. Saviano por el concierto, a su gentilísima intermediaria por la deferencia que tiene al compartirlo con sus lectores.

Y ya se ve de qué raza están hechos los Bedana y de donde vienen: ¡qué lugares más duros para pasar las vacaciones! ¡Qué recuerdos para un italiano!

Y ¡madre! ¿casi una recién llegada a los fogones? Aún puede haber salvación para mi frente ellos.

Y -último 'y'- mientras no alcanzo esa maestría culinaria, me sirve mucho esa, para mi. novedad bibliográfica de "Pan do mar" que trataré de localizar por aquí.

Con lluvia santiaguesa al otro lado de la ventana, ¡hasta pronto!
jl

Monica Bedana dijo...

JL,
me emocionas.Gracias, te debo un correo.Y sí...¡hasta pronto!, un día de estos iré a buscar mi corazón que anda perdido por el norte.

Qalamana dijo...

Che bellissima che stai in quella foto lì :)

Davvero che sai sparare... o non stai parlando di arme?