20 octubre 2005

FOCACCIA GENOVESE


MI FACCIO LA FOCACCIA/ME HAGO UNA HOGAZA

Hago el pan en casa todos los días desde hace dos años, es decir, desde que papá Noel me trajo la máquina de hacer pan. Al principio hacía solo pan de máquina, esos panes tipo Bimbo que están buenísimos cuando programas la máquina para desayunar pan recién hecho, pero que a mediodía saben todos un poco a lo mismo. Así que con el tiempo aprendí a dominar el arte de la pasta madre y de los panes cocidos en el horno.
Es el caso de esta sencilla hogaza, muy mullidita. Este tipo de pan se llama focaccia genovese y está muy buena para comer con embutidos, un buen jamón ibérico, un poco de lomo... De pequeños (y de no tan pequeños) mi madre nos llevaba todos los sábados por la tarde a dar una vuelta por Venecia, para que no diéramos la barrila en casa y aprendiéramos cosas. De vuelta hacia la estación de trenes, muy cerca de Rialto, parábamos en un bar donde hacían unos tramezzini (sandwiches) con este pan genovese que todavía me sueño con ellos por la noche. Manos a la obra.
  • 250 de agua templada
  • 4 cucharadas de aceite
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 450 gramos de harina (mejor si es de panadería, tipo candeal)
  • 1 sobre de levadura liofilizada para pan

Para hacerla en la máquina, se utiliza el programa dough. Si se hace a mano, se mezclan y trabajan los ingredientes hasta obtener una masa ligera pero compacta y nada pegajosa, que se dejará levantar en un cuenco, lejos de corrientes de aire, tapada con un trapo en un lugar templado durante una hora.

Se forra la bandeja del horno con papel vegetal y encima del papel, con la yema de los dedos, se extiende la masa dándole forma rectangular. Se pincela la superficie con un par de cucharadas de aceite de oliva y se sigue distribuyendo el aceite uniformemente, trabajándolo con los dedos. Se calienta el horno a 50º y cuando alcanza la temperatura se apaga. Se mete la hogaza en el horno y se deja levantar durante media hora. En la superficie se formarán burbujas.

Se saca la hogaza y se mantiene en un sitio caliente mientras se vuelve a calentar el horno a 200º. Se hornea la hogaza hasta que la superficie esté uniformemente dorada (ver foto), unos 20 minutos apróximadamente.

NOTAS CON CORAZÓN

Para unos bocadillos guay del Paraguay tengo la costumbre de prepararle la cama al jamón con una emulsión de pan tomaca al estilo catalán, mezclando en la batidora unos tomates cherry muy hechos, aceite extra virgen, sal y pimienta. Probar para creer.

Además del aceite de oliva, está muy bien espolvorear la superficie de la hogaza con un poco de sal gorda.

3 comentarios:

Lucas Buitrago dijo...

Enhorabuena, Cannella -qué nombre más sugerente-. He seguido con mucho interés tus textos y puedo decirte, que, aparte de su utilidad y de las maravillas culinarias que encierran -tu pizza tiene que ser francamente insuperable-, lo tuyo es auténtica literatura gastronómica.
Me gusta muchísimo la elegancia que destila tu página. Sigue así

Marta dijo...

Ciao, Cannella,

Hace tiempo que descubrí tu página y me tiene alucinada! Cuantas recetas y qué bien explicadas todas! Felicidades!
A la espera de tener una panificadora, ayer me decidí a hacer esta focaccia genovese en casa. Mi compañero es italiano, de Novi Ligure en Piemonte, y se puso contentísimo cuando vió el resultado. Me hizo mucha ilusión.
Sin duda vamos a hacer muchas más recetas de tu blog.
Grazie e baci!

Anónimo dijo...

Hola hoy buscando la receta de focacia en tre a tu blog!!!y sabes me enamoreeee!!!!
Soy una argentina que vive en Italia (Varese).Me gsta mucho cocinar y mas la cocina de mis abuelos..o sea la italiana.
Me gustaria poder estudiar pasticeria aqui en Italia,si sabes donde por favor hacemoelo saber.
mi mail es susy_mdez@yahoo.com.ar
Un beso grande
Sussi