16 octubre 2006

WORLD DAY BREAD/ EL DÍA MUNDIAL DEL PAN- HOGAZA A LAS HIERBAS DE PROVENZA

World Bread Day '06Para el , o día mundial del pan, voy a contar algunas curiosidades que he aprendido en Québec.
- es bueno tener un pato de cerámica o de arcilla en la cocina, para que el pan "coja el vuelo", es decir, que suba correctamente
- para que el pan salga bueno, nunca hay que dejar de dar limosna a los pobres
- en Nochevieja, a la hora de las campanadas, hay que dar unos golpecitos al horno, para que mueran los malos espíritus del año viejo y en año nuevo el pan pueda leudar sin problemas
Son rituales que, aún sin conocerlos antes de viajar a Québec, cumplo a rajatabla. Como testimonio de la presencia del pato en mi cocina, esta foto :-))) (está mirando el horno)
***********
La receta de hoy está sacada del libro "Pain" de Josée Fiset e Éric Blais, gerentes de la cadena de panaderías canadienses "Première Moisson"; os invito a que conozcáis su web: www.premieremoisson.com. Esta hogaza necesita paciencia para obtener un buen levado, pero el resultado no decepcionará.


2 cucharaditas de café de levadura seca

425 ml de agua templada (36º)

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharaditas de café de sal

500 gr de harina

Para decorar:

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

sal Maldon

hierbas de Provenza al gusto (tomillo, mejorana, albahaca...)

Preparación:

Deshacer la levadura en el agua. Añadir el aceite y la sal e ir añadiendo poco a poco la harina, removinedo al principio con una cuchara de madera, luego con las manos. La masa resultará blanda y pegajosa y hay que trabajarla con las manos enharinadas unos 15 minutos.

Cubrir con un paño y dejar reposar 30 minutos a temperatura ambiente

Estirar la masa y doblarla 20 veces (a esta técnica se le llema "rabattre"). Cubrir y dejar reposar a temperatura ambiente 1 hora y media.

Estirar la masa y doblarla 15 veces más, cubrirla y dejar reposar otra hora y media.

Formar el pan y colocarlo en un molde previamente engrasado, cubrir y dejar reposar 15 minutos.

Mojar la superficie con el aceite y repartirlo uniformemente con los dedos, aplastando la masa. Echar un poco de sal Maldon y las hierbas de Provenza. Dejar leudar 45 minutos en un lugar caliente, lejos de las corrientes de aire.

Calentar un recipiente con agua y colocarlo en el horno, abajo. Calentar el horno a 220º y cocer la focaccia hasta que esté dorada. Desmoldar y dejar enfríar antes de servir.

Gracias a La Olla Suiza por promover esta iniciativa

3 comentarios:

Hierbabuena dijo...

Es impresionante la panadería. ¡Por favor no ver la página con el estómago vacio!

Elvira dijo...

Magnifique, ce pain! :-)

Anónimo dijo...

La miga de este pan tiene un aspecto increíble, y seguro que el sabor es aún mejor.

Me gusta mucho tu pato :)