06 diciembre 2007

CREMA DI FAGIOLI E FARRO NELLA SLOW COOKER


CREMA DE ALUBIAS Y CEBADA EN LA SLOW COOKER

Con esta receta, mi abuelo Resio auyentó al enemigo en la guerra. Fue en Civitavecchia, en junio de 1945. Los americanos estaban llegando a Roma y los alemanes empezaban la retirada. La división de infantería a la que pertenecía mi abuelo, acababa de comer una abundante ración de sopa de alubias esa noche en la que las tropas alemanas intentaban un último asalto. Según decía mi abuelo, a los italianos no les hizo falta sacar las armas (somos un pueblo genéticamente pacífico y predispuesto a aceptar la dominación extranjera): con bajarse los pantalones para soltar las alubias fue más que suficiente.
Eso por un lado; por el otro, mi abuela detenida en la plaza del pueblo mientras intentaba abofetear a Mussolini. Con estos antecedentes, así de subversiva he salido yo.
De la serie: la Historia contada a los niños por los que la vivieron en primera persona.
Para 4 personas
250 gr de alubias blancas
2 tacitas de cebada
1 rodaja de cebolla
30 gr de mantequilla
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 ramitas de tomillo
1/2 litro de caldo
sal
Dejar en remojo la noche anterior las alubias y la cebada.
Por la mañana, cocer las alubias en la olla express con la rodaja de cebolla, hasta que estén blandas pero no hechas (unos 5 minutos). En la batidora, triturar las alubias con el agua de cocción, verter la crema en la slow cooker, añadir la cebada, la sal, el tomillo, la mantequilla y el caldo. Enchufar la slow cooker en "high" y dejar cocer 4 horas.
Servir con abundante parmesano y un chorro de aceite de oliva virgen extra.

7 comentarios:

Sylvia dijo...

Visitar tu blog es siempre una pausa y un placer. Me he reido mucho con la historia de tus abuelos.Já la crema de alubias pareace ser buena pero me juega en contra hacerla a la noche. Mejor de dia. Parece buenisima

lizzy dijo...

ciao, sono passata per salutarti... un bacio

cannella dijo...

Sylvia,
por la noche nunca!! Con el bombardamento te arriesgas a tirar los techos!!!! Un beso

Lizzy,
ciao!

CHECHE dijo...

Cani, eres genial en todo, la historia de las alubias y tus abuelos es fantástica, no me extraña nada que seas tan guerrillera, se nota por lo que escribes y como te sublevas ante alguna cosa. Y lo de las bragas jajajajajaja de tu vecina, es lo mejor que he leido, a Dios gracias en Salamanca como en Valladolid las nieblas nos visitan a menudo, además son geniales para ahorrarte algunas visiones( a mi me viene muy bien cuando salgo a pasear con Lira y me encuentro con algún enemigo de los canes, hago como que no veo y listo, besos.

The Eggplant dijo...

quanto sei ignorante. Gli alleati entrarono a Roma nel 1944, nel giugno del 1945 la guerra in Europa era gia' finita. Continuo' nel Pacifico, dove c'era mio padre (americano). Per davvero, e non per finta, come i "resistenti".

cannella dijo...

Cheche,
la verdad es que muchas veces hay que alegrarse tanto de la niebla como de la miopía (en mi caso), porque así una no ve cosas o personas indeseadas!!! ;-)))
Un beso de Canny guerrera.

enric dijo...

¡¡¡BIEEEEEN!!! Ya tengo receta para estrenar la "slow cooker". Es perfecta, ya que en casa nos encantan las alubias (y a mí en particular), tanto es así que siempre que las cuezo, guardo el caldo que dejan para prepararme, con unas rebanaditas de pan de payés cortadas finas finas y ligeramente tostadas, una deliciosa sopa escaldada para la cena.

Esta sopa tiene una pinta extraordinaria, de veras.