15 octubre 2009

Le polentine col radicchio e l'Asiago

Foto y texto pertenecen al blog http://zuccheriera.blogspot.com

(La versione italiana delle ricette è disponibile qui e qui )

Esto no es un post.
Esto son unas ganas de otoño que no puedo con ellas.
Entre los rituales propiciatorios para acelerar la llegada del frío está el hacer polenta, o poenta.

Esto es también acudir
a una cita ineludible, la del Día Mundial del Pan .
¡Bien hallados!

P.S.: A propósito de citas ineludibles...para participar en la reunión de bloggers del 14 de noviembre daré todos los detalles por correo electrónico; la dirección está en la barra lateral del blog.
***************

Para 8-10 polentine:
150 gr de harina para polenta (la mía era del Lidl)sal
agua
unos 50 gr de mantequilla
3 cucharadas de parmesano rallado

Para completar:
1 radicchio
un poco de cebolla muy picada
sal
aceite de oliva
pimienta
una gota de vinagre balsámico glaseado
queso Asiago fresco (u otro queso que funda bien y que no sea muy fuerte)
unas nueces trituradas (opcionales)

Hacer polenta es cuestión de sensibilidad personal, no hay receta que valga: o se te da o no se te da (y en este segundo caso es mejor dejarlo, creo). Lo primero es encontrar la cazuela adecuada, donde no se pegue y salga cremosa, sin grumos y con buen sabor. Lo de la cazuela de cobre (el calliero, en véneto) es leyenda urbana; mi abuela, la más grande maestra polentona del mundo mundial, ha hecho durante toda la vida su mítica polenta en una cazuela de aluminio destartalada y abolladísima. Sí es recomendable que la cazuela tenga un fondo grueso.

Yo empiezo mezclando los 150 gr de harina con 300 ml de agua hirviendo; mantengo una cazuela con agua a punto de hervir todo el rato al lado de la cazuela donde hago la polenta, y voy añadiendo agua poco a poco, sin parar de mezclar con fuerza, hasta que los granos de harina se vuelvan invisibles. Tardo unos 45 minutos y me tengo que centrar sólo en la polenta, es un momento de auténtico recogimiento culinario.La sal la dejo para el final y, en esta receta, condimento la polenta con mantequilla y parmesano. La foto puede dar una idea del grado de cremosidad que tendría que tener (o, mejor dicho, que a mí me gusta que tenga).

Vuelco entonces la polenta en un molde de silicona con los bordes bajos (las polentine no tienen que ser más altas de 1cm y 1/2), la nivelo bien con el dorso de una cuchara mojado en agua fría y dejo que la polenta se enfríe por completo, antes de desmoldarla dándole la vuelta.
Mientras, corto en tiras finas el radicchio y lo salteo rápidamente con un poco de aceite, la cebolla picada, sal y pimienta y la gota de vinagre balsámico glaseado.

Con un molde para galletas de unos 4 cm de diámetro corto las polentine, las coloco sobre la bandeja del horno forrada con papel vegetal y las cubro con un poco de radicchio y con tiras de queso. Horneo 10 minutos a 200º y sirvo inmediatamente.

Los pequeños recortes de polenta que sobren, al día siguiente se empanan y se fríen, o se tuestan unos minutos sobre la plancha eléctrica.

La receta es una idea del libro sobre el radicchio de Giovanni Rana.

18 comentarios:

eu dijo...

Jamás he hecho ni probado polenta ¿dices que compras la harina en el LIDL? justo hoy voy a pasar a por compra.

Igual me animo y lo pruebo, no me imgaino a qué sabe.

Un beso,

ELel dijo...

E brava questa ispano-polentona a creare queste perle culinarie per elargirle al mondo intero!! ;-D

Ivana dijo...

Bienvenida!!!
¿reunión de bloggers?? umm voy a investigar!
besitos

pinar dijo...

fai venire voglia di inverno a vita!
brava

Ajonjoli dijo...

pero, vamosaver, ¿tú crees que puedes volver así como así, sin dar detalles de esas megavacaciones que te has tomado, que no se las salta un gitano? Queremos detalles, cuenta algo, danos envidia, venga, vaaaaa.....
Qué alegría tenerte de vuelta.
Un beso.

Lolah dijo...

Bentornata, cara!
Qué bién que hayas vuelto, ya echaba de menos tu humor, tus bromas y tus rabietas.
Cómo me gustaría ir a la reunión, pero es que Salamanca me pilla tan lejos...de todas formas, igual te pido los detalles a ver...
La polenta solo la he comido una vez en Ferrara y a toda prisa porque se nos escapaba el autobus, no me importaría probar la tuya que seguro que está riquísima.
Un baccione grande, grande.

fargopatt dijo...

ainss niñaaaaaaaaaaaaaaaaa como se te ha echado en falta.. pero bueno..- con este peazo receta se te perdona .. pero sólo un poquito eh...jajaja
yo también tengo ganas de otoño.. es más.. ahora mismo salgo al campo a buscar palitos.. que la peque tiene que hacer manualidades para el lunes.. aunque de buena gana me zampaba un plato así a la vuelta.. ainss qué hambre por favor!!!
niña, que bienvenida de vuelta a tu cocina.. besotes

Mercè dijo...

AVO!!! YA TENEMOS AQUÍ A LA SUPER CUOCA!!!
Me encanta la polenta y ya hace dias que pensaba en ella.Ahora me has hecho venir todavia mas ganas de comerla, asi que un día de estos la hago.
Antiguamente en Catalunya en los pueblos de montaña se comia el Farro que es lo mismo que la polenta, ahora no está tan extendido pero en algún sitio se conserva todavia la tradición.
BACI BACI E BACI!!!

Zerogluten dijo...

Hola preciosa,

se echaba de menos tu buen humor por estos blogs de Dios.
Me acabo de estresar, porque hace un tiempo que tengo polenta en la despensa y tenía muchas ganas de meterle mano y ahora pienso, y si no se me da?
Lo tengo que intentar para salir de dudas.
Tomo nota de tu receta y me encomiendo a todos los santos para que termine por ser una buena polentona.
Lo de la kedada lo voy a investigar.
Besitos sin gluten y bienvenida.

MaryLou dijo...

Yo tampoco la he probado nunca. Pasaré por el Lidl a comprar para hacer tu receta!!!
Besicos

las pulguitas dijo...

Polenta sin gluten pal lidl voy que pinta niña ¡¡¡¡¡¡¡

IDania dijo...

Cannella,
Ya era hora...
Te echamos de menos un montón...
Primero me iré a Lidl a por esa polenta. Nos encanta la harina de maíz, y después me informaré acerca de esa reunión de bloggers del día 14...
Besitos,
IDania

recetasdemama.es dijo...

¡Qué buena manera de regresar!!

Estupenda receta. Aquí el otoño está dsaparecido, aunque hoy ha m¡amanecido gris, y puede que caigan ya unas gotas...

Besos. Ana

Gourmetdeprovincias dijo...

Qué recuerdos. La vez que más tiempo estuve en Italia fue un verano que pasamos un mes en la aldea de unos amigos, Onigo di Pederobba, cerca de Treviso. Estando por esa zona, ya te imaginas que tanto la polenta como sobre todo el Radicchio, que alguna vez compré incluso en el mercado de Chioggia, y el Asiago son ingredientes que me traen muchísimos recuerdos.

En cuanto pueda haré este plato.

Gracias por los recuerdos que me has despertado.

marco dijo...

Chef de nuevo la bienvenida que hemos perdido, yo estaba en ayunas para tristezzaperò veo que se han perdido entre la parada fornellibene ayuno

Mar dijo...

¡¡Qué bien que volviste!! Se echaba de menos tu humor, tus recetas y tu presencia, maja!
Saludos.

Anónimo dijo...

Hace muy poco que estuve buscando recetas de polenta en tu blog, repasé los indices de todos los años, pero no hubo manera. Anoté mentalmente cuando regresabas y hoy lo he recordado. Y mira por dónde has puesto una receta de polenta (seguro que tienes más, sólo que yo no las he encontrado). Mi búsqueda de la receta se debe a un pequeño viaje que hice a Roma hace bastantes años, descubrimos un pequeño restaurante en un callejón cercano a la plaza Nabona. Cómo describirte las sensaciones, todavía las recuerdo, de una polenta horneada con salsa de tomate o los "saltimboca". Inolvidables. Gracias por tu blog e intentaré hacer esta receta.

cannella dijo...

Anónimo,
gracias por compartir estos recuerdos de tu viaje, siempre me hace mucha ilusión leer cómo ven mi país los demás.
La receta de polenta más clásica que hay en el blog es esta:
http://zuccheriera.blogspot.com/2005/12/polenta-e-funghi.html
y, entre los dulces, esta:
http://zuccheriera.blogspot.com/2008/08/dolce-di-polenta-ricotta-e-uvetta.html
Un saludo y gracias a todos los demás que no he podido visitar "a domicilio" por dejar sus comentarios aquí.
Besos,
Monica