25 junio 2012

HEMC#57: Zucchine ripiene, con le polpette
(in un mare di sugo)

Texto y fotos pertenecen al blog "La Zuccheriera"

Ci vuole tanto tanto tanto pane... per tanto tanto tanto tocín.
La ricetta della mia zia Nadia, patentata nel 1987, disponibile qui
La ricetta della torta co' bìscheri di Matteo Renzi, qui.



Los calabacines rellenos, con las albondiguitas y mucha mucha salsa pa' pringar

Escribo esto entre los penalties de Italia-Inglaterra.

Recuerdos del momento pringue italiano más intenso, entre Ale y yo. Un mano a mano a golpes de pan que ni José Tomás y Morante. Los miro ahora, bombas de calabacines, y me pregunto cómo pudimos cumplir esta azaña y luego salir a Sarzana a merendar como si nada. Y por la noche, dulcis in fundo, yo agarrada al tarro de Nutella, galletas y armarme de valor para escribir cosas que de día serían inconfesables.

Los recuerdos todavía los llevo marcados en la piel. Chuchones en los brazos y picaduras de mosquitos en las piernas. Cuando vuelva a nacer quiero una coraza, no es posible que todo me hiera de este modo a pesar de llevar encima los amuletos del caso.

Italia clasificada, ya veremos cómo romperle el pacto de estabilidad a Merkel en la semifinal.
Celebro la victoria poniéndome los pendientes de Nutella.
A los italianos nos basta con poco para comernos el mundo a cucharadas.

Feliz lunes, (¿nos vemos en la final?)
Monica

PS: El en enlace resistente de hoy, la tarta favorita del alcalde de Florencia.

Esta receta es para el HEMC 57, cuyo ingrediente básico este mes el calabacín.
La perfecta anfitriona del evento, Ana de "Cocina a tiempo parcial".

Los pendientes de Nutella, un regalo de Mirna y Ale. Los chupetones en los brazos, regalos de Mattia.
Ambas cosas me devuelven una mirada serena sobre el futuro. En el día de San Antonio de Padua, el santo de los imposibles y el santo de Toni. La bolita de los ángeles de Guariento: otra vez Padua y mi mundo entero. Las picaduras de mosquito diez días después: regalo de ¿mi sangre dulce?

Los calabacines de la foto, en Italia se consideran gordos, gordísimos. Por este motivo se rellenan, porque no queda más remedio y esa es la única manera de quitar las semillas y comérselos a pesar de todo.
El relleno es el mismo que para las albóndigas clásicas:

unos 300 gramos de carne picada mixta, cerdo y ternera
2 huevos pequeños
6 lonchas de mortadela Beretta (Mercadona)
sal (poca)
7-8 cucharadas de parmesano rallado
nuez moscada
1 diente de ajo pequeño, muy muy picado (invisible)
un poco de perejil, también muy picado

En el robot de cocina, picar todos los ingredientes juntos, hasta obtener una masa homogénea. Con parte de esta masa se rellenarán los calabacines y con la que sobre se formarán unas mini-albóndigas.
Se cuece todo en salsa de tomate, preparada con un poco de cebolla picada, tomates maduros troceados, sal, pimienta, una pizca de azúcar, aceite de oliva virgen extra, un poco de orégano y un poco de vino blanco seco.
Una cazuela grande, con tapadera, y a cocer a fuego alegre hasta que la piel del calabacín esté tierna.

hemc #57 - calabaciín

8 comentarios:

Ana_Partimecook dijo...

¡¡Menudo lujazo de calabacines!! Me imagino esa salsita... y los barquitos de pan que irían detrás ;)

La foto principal es preciosa también. Mil gracias, de veras, por haber salvado un hueco para cocinar estas delicias para este evento :)

¡¡Me encantan los pendientes de Nutella!! y qué decirte, los mosquitos son una de mis peores pesadillas... Se ceban conmigo :(( Además me dan reacción alérgica, en fin, horrible.

¡Un placer tenerte este mes en el HEMC!

¡¡Un besazo!!

Laura dijo...

Uff! qué cosa más rica! este plato también da para mojar un buen pan. Tiene una pinta deliciosa.

Vero dijo...

Que cosa tan buena!

Lydia Leyte dijo...

No sé si mantenerme lejos de ellos. Soy comilona, comilona, y ese juguillo... ¡hummmm!!! (y no estoy en yoga), hace que se me contraiga el estómago de gusto.

Carlos dijo...

Llegué a este blog gracias a Ana, de Cocina a tiempo parcial, que te recomendó mucho y muy bien. Veo que no se equivocaba. Echo tanto de menos la gastronomía italiana, la burrata, le polpette... Esta receta está estupenda, recuerdo que la servíamos en el restaurante en el que trabajaba en Italia (si no era esta exactamente, era muy parecida, pero creo que era esta).

Un bacio!

Paula Enredadera dijo...

Uy, uy, yo en la semifinal voy con Alemania, pero por quedar bien voy a decir aquello de "sí, sí, nos vemos en la final...".
Ya lo siento, pero soy una amante del fútbol alemán :P Como acabe en un Portugal-Italia, me veo haciendo tu tarta de los 18.000 huevos para pasar el mal trago :P

Nunca había rellenado de manera similar unos calabacines, con su salsita alrededor y sus pelotitas de carne. Tienen una pinta estupenda, a mi familia le encantarían, aunque reconozco que creo que tienen demasiado tomate para mi gusto ;)

Un beso!

Paula Enredadera dijo...

Bueno, Mónica, veo que nos volveremos a ver las caras, esta vez en la final. Y te lo voy a reconocer, estoy aterrada xDDD

A Alemania no pensé que la fuéramos a ganar fácil, ni nada de eso, pero me gusta más que el fútbol de Italia. Que además de no gustarme tanto, sé que le va a venir mal a la selección.

No he hecho todavía la tarta de los 18.000 (no hay huevos), pero ayer mi novio se zampó una lasaña con tu ragu, muy recomendada por Anita, y eso merece hasta una victoria italiana (en la semifinal).

Un beso!!!

Eleonora dijo...

Buone queste zucchine ripiene!
Ti seguo dall'Italia...se ti va, passa a farmi visita da http://pain-epices-pepins.blogspot.it/
A presto!
Eleonora ^_^