16 diciembre 2005

CÓMO HACER UN BUEN CAPPUCCINO



No sería italiana de verdad si no me gustara el cappuccino. No es que simplemente me guste, es que se me caen las lágrimas de lo mucho que me gusta. No hay nada como un buen cappuccino caliente en estas mañanas o tardes de frío (también por eso me gusta tanto el invierno, ya que en verano con la calorina tengo que cambiar el cappuccino por el té frío).
Hasta hace un par de años tuve una máquina que hacía exclusivamente cappuccino y que era en absoluto mi electrodoméstico favorito entre todos los que tengo (que son muchos, hay que decir la verdad). Era de la marca Polti y era una maravilla; recuerdo que la traje de equipaje de mano unas navidades en el avión y hasta le gustó al señor que controlaba los equipajes, me pidió toda la información. Desgraciadamente no tuvo que tener mucho éxito porque los italianos asociamos el cappuccino al concepto de cruasán (brioche o cornetto) y al concepto de bar, es decir, nadie se toma el cappuccino en casa. Dejaron de fabricarla y cuando a mí se me rompió ya no tenían piezas de recambio para arreglármela, a pesar de que los estuviera martirizando durante meses con mis llamadas (siempre me atendieron muy amablemente, la verdad, a pesar de que reconozco que cuando me pongo pesadita...). Todavía la tengo, me resisto a tirarla por si acaso. Tuve que buscar alternativas de preparación del cappuccino, porque en el asunto se me iba la vida. Hasta ese momento no había hecho caso del accesorio para producir vapor que tiene mi máquina de café espresso (ni falta que me hacía). Después de varios intentos con muy malos resultados, decidí intentar reproducir las técnicas de la cappuccina Polti , de la siguiente manera:

a) dejar que el vapor suba a la potencia máxima y luego quitarle todo el aire que pueda quedar en el tubo

b) utilizar una taza caliente y la leche muy fría

c) utilizar café soluble de grano gordo

Llenar la taza de leche a menos de la mitad. La taza tiene que ser de cerámica y, según Illy , que es la biblia del café, "el diámetro ideal del envase es igual a 1/3 de su altura", lo cual, traducido al cristiano, significa que las tazas del mismo Illy son ideales (seré maniática -lo soy- pero es verdad, probar para creer; Antonio de La Tahona del Mercado en el Mercado de San Juan, Salamanca, las tiene). Para menos de media taza de leche, añadir dos cucharaditas de café soluble de grano gordo de aroma fuerte y descargar el vapor a la máxima potencia hasta que se creen burbujas gordas. Bajar entonces al mínimo la potencia del vapor y dejar que se espese la espuma desde el fondo (se nota enseguida). Espolvorear rápidamente con cacao, endulzar con azúcar moreno a la canela, sentarse en la cocina en maravillosa soledad y tomarse el cappuccino sin prisas.
¡Feliz fin de semana!

Notas de corazón:

La taza de la foto es de Illy , de la serie Norma Jean y tiene lavadoras volantes de la marca "Acme".
 Posted by Picasa

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, felicidades por la página, me gustan mucho los blogs de cocina.

Para el capuccino, prueba esto:

Una taza de ceramica. Dos cucharadas de café soluble, dos de azúcar, canela y/o cacao al gusto. Moja con un poco de agua, leche o nata (lo justo para que la mezcla coja un poco de humedad).

Y ,ahora, a darle rapido a la cuchara: bate la mezcla hasta que coja aire y se aclare, emulsione, y se forme una pasta o crema mas o menos espesa (este proceso se hace mas facil con un batidor pequeño electrico, pero tambien se puede con paciencia y una cuchara)

Calienta leche, viertela sobre la crema que has hecho hasta completar la taza. Remueve, parecerá que la crema se ha disuelto, pero a los pocos segundos verás que un montón de espuma sube a la superficie (tanta como más hayamos batido la crema) Para acabar, espolvorea cacao en polvo. Delicioso y sin maquinitas. Ya me comentarás si te ha gustado. Ciao

Rodrigo dijo...

Que gusto , muy agradable encontrar sitios asi, donde se pueden compartir ideas, y recetas.

Por mi lado, amo el cafe y disfruto en demasia el expresso , que aveces pienso ya es una adiccion, tomo regularmente entre 8 a 12 diarios, que sabor!

En cuanto a capuchino les tengo una receta pruebenla y no me dejaran mentir que es una ricura , ( si es que no la han degustado anteriormente )
En copa va un cuarto de leche normal, y otro cuarto de la copa con leche evaporada ( la conoceran quizas como marca Carnation Clavel) despues se espuma con la lanzeta de la maquina y se hace el proceso de ir bajando despacio escuchando el sonido del pequeño silbido , se llega a tope y despues se vierte una carga de express de alrededor 4 a 5 onzas segun se quiera de carga el capuchino ...

Espero les guste..si no hay maquina. pueden solo hervir las leches hasta obtener un poco de espuma vertir en la taza a la mitad y despues l cafe expresso .


y buen provecho a contemplar una hermosa mañana o noche.

Carlos Valenzuela dijo...

Realmente eres maniática ^_^ Me agrada.... Si, hoy en día y siempre es necesario tener a un maestro, o maestra que te enseñe cómo sobrevivir en el diario vivir en tu hogar... =D pero yendo al grano, si bien no soy fanático del café, pero si bebo cuando estoy en el trabajo, y quisiera preguntar, cómo puedo preparar unn buen capuccino sin tener que poseer la máquina, o comprar el sobrecito de capuccino en polvo ( ¬¬ nescafé)... He buscado, y hasta que vine a dar a tu blog.... (intentaré lo escrito y antes en el comentario de arriba)

Veré todo tu blog, y intentaré hacer varios de los platos... acá en mi país no se toma en cuenta mucho el tema de la cocina.

Vegha@hotmail.com dijo...

Hola!
¡Menuda sorpresa me ha dado tu blog! Soy una salmantina afincada en Valencia desde hace un año que se pirra por el cappucino. Estaba yo buscando en San Google como hacer un buen cappuccino cuando encontré tu web. Y cuando he leído lo de la Tahona del Mercado de San Juan se me han caído unos lagrimones de nostalgia más grandes que los pinchos de Van Dyck, que los nidos de las cigüeñas de la catedral y que la terraza del Novelty, así todas juntas. Gracias por la receta y gracias por ese recuerdo pequeñito de mi ciudad, que de tan pequeñito es más sentido. Un besazo,

Vega (como la patrona, je)

Jose Felipe dijo...

Jamas me habia gustado tomar cafe, de hecho siempre preferia el Té antes del Cafe. Pero ahora que ando todo el dia afuera (trabajo y estudio) comence a probarlo para mantenerme despierto y ya le he tomado su gustito (Jejejejeje!!!). Queria saber como preparar un buen capuccino y despues de leer todo tu articulo y sus comentarios, no queda más que probar. Gracias! y muy buen blog.

cannella dijo...

Gracias a todos por las aportaciones sobre cappuccino, que hacen de este artículo uno de los más visitados del blog. Un beso

Gabriele dijo...

Yo soy un barman italiano, estoy aprendiendo español! Para hacer un buen capuchino es importante contar con la leche entera y muy frío! en la mezcla de café de café robusta, debe ser más intenso!
http://www.mokaflor.it/azienda-produzione-caffe/visitare-torrefazione-caffe.html